Miércoles , septiembre 19 2018
Inicio / Impreso / “Pacto de impunidad” divide a los peruanos

“Pacto de impunidad” divide a los peruanos

Las manifestaciones no se hicieron esperar tras conocerse el perdón presidencial a Alberto Fujimori.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

El jueves pasado, cuando el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, se libró de su destitución gracias a 10 imprevistos votos de fujimoristas disidentes, muchos pensaron que había detrás un pacto para indultar al exmandatario Alberto Fijimori. Pero el gobierno peruano lo negó rotundamente. Solo tres días después, la concesión de este “perdón” a Fujimori, condenado por crímenes de lesa humanidad, desató una enorme crisis política en la que hubo manifestaciones cerca del domicilio del mandatario y acusaciones de “traición a la patria”.

LIMA, Perú.- Todo fue una negociación secreta de alto nivel en la que se intercambió la salvación del jefe de Estado por el indulto de Alberto Fujimori. Kuczynski estaba a punto de ser destituido por “incapacidad moral” por su implicancia en el caso Odebrecht, ya que una de sus empresas asesoró a la multinacional mientras él era ministro de Economía.

La maniobra para derribarlo fue diseñada por Keiko Fujimori, la hija mayor del ex mandatario. Pero Pedro Pablo Kuczynski (PPK), angustiado, puso a su gente a negociar a dos bandas. Por un lado, sus ministros prometieron a los diputados fieles a la izquierdista Mendoza, que nunca se concedería el indulto y les pidieron apoyo para evitar que el poder cayera en manos de los fujimoristas. Pero mientras lograba así los 10 votos de Mendoza, por otro lado negociaba otros 10 con Kenji Fujimori y otros fieles al patriarca, que llevaba meses presionando para salir de la cárcel en la que estuvo 12 años.

La política peruana y la familia Fujimori son tan extrañas que su hija mayor, Keiko, no quería el indulto, porque teme la salida de la penitenciaría de su padre, aún activo a sus 79 años. La mujer prefería echar a PPK, hacerse con el poder y luego decidir desde allí qué hacer con su progenitor.

Sin embargo, el hijo menor, Kenji, parlamentario, se colocó del lado de su padre, que quería abandonar la prisión a toda costa, y movió los 10 votos necesarios, rompiendo así el grupo liderado por su hermana. Así salvó a Kuczynski, que se libró por ocho votos de ser destituido.

Al final, Kuczynski cumplió el pacto e indultó al ex dirigente en Nochebuena. Los Fujimori, Keiko incluida, mostraron su alegría y comenzaron a buscar su reconciliación familiar con su padre internado en una clínica, ya en libertad.

En cuanto ocurría esto, la política peruana estalló por los aires y ahora el mandatario difícilmente podrá contar con alguien más, que no sean los propios Fujimori con los que acordó su salvación.

El anuncio del indulto provocó inmediatas reacciones de protesta en Perú y amenaza con enconar aún más el debate político en el país, que la semana pasada asistió a una votación en el Congreso para destituir a Kuczynski.

INCREÍBLE RECUPERACIÓN LUEGO DE LA INDULGENCIA

El expresidente peruano, Alberto Fujimori, dejó este martes la sala de cuidados intensivos y pasó a la de cuidados intermedios de la clínica de Lima donde permanece internado desde el pasado viernes, informó su médico personal, Alejandro Aguinaga.

El profesional de blanco indicó que Fujimori, quien fue indultado el domingo por el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, presentó ayer “una evaluación más favorable” y por ese motivo fue trasladado a una zona de menor riesgo.

“Se estaba descartando que pudiera tener alguna pequeña embolia cerebral, felizmente las tomografías lo han descartado”, precisó.

Aguinaga, quien también fue congresista fujimorista, aseguró que ve “mejor” al exmandatario y que comparten la posición de Kuczynski de que se debe buscar que “el Perú se sienta reconciliado”.

También dijo que no puede “señalar nada” sobre los pasos que se seguirán luego de que Fujimori se recupere totalmente.

“No puedo señalar nada de ello porque no se ha conversado sobre el tema. No creo que se haya tomado alguna medida para ver a donde se va todavía”, sostuvo.

Fujimori pidió este martes “perdón” por haber “defraudado” a una parte de sus compatriotas durante su gobierno (1990-2000) y agradeció el indulto humanitario que le otorgó Kuczynski.

KUCZYNSKI LLAMÓ “ERRORES” A DELITOS DE LESA HUMANIDAD

El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, llamó este martes “errores” a los delitos de lesa humanidad cometidos por el exmandatario Alberto Fujimori, para justificar el indulto que le concedió en esta Navidad y que lo exime de cumplir los 25 años de prisión a los que fue sentenciado.

En un mensaje televisado a la nación, Kuczynski aseguró que indultar a Fujimori ha sido la decisión más difícil de su vida, pero que tomó la determinación de liberar al expresidente porque a sus 79 años ya había cumplido cerca de la mitad de su condena y su salud se había deteriorado.

“Quiero compartir con ustedes mis sentimientos. Quiero decirles que quizás esta ha sido la decisión más difícil de mi vida”, comenzó el mandatario. “Se trata de la salud y las posibilidades de vida de un expresidente del Perú que, habiendo cometido excesos y errores graves, fue sentenciado y ha cumplido ya 12 años de condena”, argumentó.

“Estoy convencido que, quienes nos sentimos demócratas, no debemos permitir que Alberto Fujimori muera en prisión. La justicia no es venganza”, agregó.

Para Kuczynski, Fujimori “incurrió en transgresiones significativas la ley, al respeto de la democracia y a los derechos humanos” cuando al inicio de los años 90 asumió la presidencia de “un país sumido en una crisis violenta y caótica”.

“Pero también creo que su gobierno contribuyó al progreso nacional”, dijo Kuczynski sobre el período presidencial de Fujimori (1990-2000), que en 1992 protagonizó un “autogolpe” de Estado y posteriormente huyó del país para renunciar por fax desde Japón, cuando se descubrió la enorme trama de corrupción de su gobierno.

RENUNCIARON FUNCIONARIOS DE DERECHOS HUMANOS TRAS LA DECISIÓN DEL PRESIDENTE

Los funcionarios encargados de las oficinas de defensa de los Derechos Humanos del Ministerio de Justicia de Perú renunciaron a sus cargos tras el indulto otorgado al expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), informaron este martes medios locales.

La decisión tomada el domingo por el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, propició la dimisión del director general de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia, Roger Rodríguez.

Según informaciones, renunciaron además el secretario técnico de la Comisión Multisectorial de Alto Nivel sobre paz, reparación y reconciliación, Daniel Sánchez, y la responsable del Programa de Reparaciones Simbólicas de esa comisión, Katherine Valenzuela.

En su carta de renuncia, reproducida por el diario, Rodríguez manifestó que Fujimori “no calificaba para la concesión de un indulto humanitario”.

El funcionario, quien integró la Comisión de Gracias Presidenciales que recomendó rechazar el indulto a Fujimori en el 2013, señaló en su carta que fue “testigo de excepción” de cómo, en ese momento, se “pretendió manipular la realidad”.

Sánchez aseguró, por su parte, que el indulto a Fujimori se tramitó de manera acelerada y que le “resulta por eso insostenible permanecer en la institución y, en un contexto así, vergonzoso, representar a una oficina que dialoga permanentemente con las víctimas”.

Commentarios

comentarios

Mira también

Taller de capacitación sobre “Arqueología: Ciencia, Cultura y Turismo”.

Capacitan en “Arqueología: Ciencia, cultura y turismo”

ASUNCIÓN.- Funcionarios de las Misiones Jesuíticas de Santísima Trinidad y de Jesús de Tavarangüé, en …