Lunes , diciembre 18 2017
Inicio / Columnistas / “Parasito, haragán, inútil y parlamentarios burros”

“Parasito, haragán, inútil y parlamentarios burros”

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso
Por: Cirilo Ibarra Enciso.

No sería nada difícil adivinar quien pronunció esas palabras: “Parasito, haragán, inútil y parlamentarios burros”. ¿Y quién va ser si no es alguien que sabe mucho de esas “virtudes”?. Sí, fue Luis Aguayo, quien utilizó ese vocabulario. Ese dirigente campesino, supuesto agricultor, acusado por un sector de la ciudadanía como “piquetero de Lugo”.

Un refrán dice “el ladrón juzga por su condición”, porque es normal  llegar a la conclusión de que los demás actúan como uno. La disposición interior del alma de una persona, determina siempre el juicio sobre las cosas o sobre los demás.

La semana pasada, este personaje, en una entrevista radial, como en otras tantas oportunidades, se despachó con todo contra los poderes del Estado. Entre otras cosas, aseguró que el Ejecutivo “es parasito, haragán y de gente inútil. Los senadores y diputados son burros”.

Expresiones así ya no constituyen novedad cuando provienen de los haraganes, inútiles, zánganos, quienes desde hace casi un mes recorren las calles de Asunción y amenazan con seguir aumentando desórdenes. La diferencia ahora es que la reacción de los oyentes de esa radio no se hizo esperar y hubo coincidencia en que Luis Aguayo pareciera que se estaba presentando y a la vez, pasando lista de los miembros de su pandilla.

Este mismo seudo agricultor, hace poco dijo: “estamos al borde de correr sangre”, agregando que ya se acaba la paciencia y pidió que no se subestime a la Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (MCNOC), que tiene capacidad para movilizar a más gente y que los campesinos tienen recursos para aguantar en Asunción todo el tiempo que sea necesario.

Y si tienen tanta capacidad y recursos, ¿Por qué no pagan sus deudas?  Así, los líderes “trabajadores” volverán a “descansar” en sus lujosas residencias, a bordo de sus camionetas 4 x 4. Mientras que los campesinos, utilizados, irán a esperar a sus instigadores, políticos de Frente Guasu (FG) y liberales, para confirmarles sus votos para las próximas elecciones.

Por cierto, Luis Aguayo ya se debe estar acomodando en alguna lista del FG para los comicios venideros. En las elecciones del 2013 no ligó nada, porque se presentó como candidato a la Vicepresidencia de la República, en la dupla luguista con Aníbal Carrillo Iramain. Perdieron como en la guerra.

Y ahora, ¿A caso no es muy llamativo que volvió con las marchas justo cuando Fernando Lugo asume la Presidencia del Senado. Elvio Benítez es concejal departamental en San Pedro, también por Frente Guasu y existen otros concejales municipales del mismo partido protagonizando la movilización.

Así se refleja que la marcha tiene absoluto trasfondo político-electoral. Y tampoco se debe olvidar que Fernando Lugo, desde su época de obispo de San Pedro, es gran responsable de la “creación” de algunos delincuentes y campesinos haraganes. Primero se dedicó a la formación espiritual y luego, ya como presidente de la Republica, creó hasta una entidad para beneficiar a sus “acólitos”.

Cuando apenas asumió como jefe de Estado, Lugo firmó el decreto 838 que establece la creación de la Coordinadora Ejecutiva para la Reforma Agraria (Cepra).

El argumento entonces que el mandatario buscó zanjar la crisis desatada entre campesinos organizados para la lucha por la tierra y productores del sector agroganadero, poseedores o arrendatarios de grandes extensiones de tierras.

Agregó que apuntó además a superar el tradicional sistema de la “simple repartición de tierras y la débil y descoordinada acción de los diversos organismos involucrados en el proyecto”.

Asimismo, aquel decreto estableció que la secretaría ejecutiva de la Coordinadora estará a cargo del Indert, que además actuará como soporte técnico y documental de la misma.

Esta creación de Lugo fue después que Luis Aguayo anunció que analizan la posibilidad de reactivar ocupaciones de tierra en todo el país. Enfatizó que la medida se implementará si el gobierno sigue sin dar respuestas a los reclamos de profundizar la reforma agraria.

Ahí también empezó la historia de Aguayo con el Indert, en la que el dirigente campesino habría sido uno de los responsables de una defraudación que ascendería a unos 4.000 millones de guaraníes. La fiscal Nadine Portillo imputó al líder de la Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas por supuesta lesión de confianza.

Varias otras personas del entorno de Lugo y Luis Aguayo fueron también procesados, porque los beneficiados eran supuestamente de asentamientos que ni existían.

Así que es normal que el pueblo humilde y trabajador no crea en una persona así, con pésimo antecedente. Y en este momento, con la más absoluta desfachatez pide que se le tenga confianza. Pero por favor “señor” agricultor, la confianza no se pide, se gana. Y lo que Ud. debe hacer ahora es ir a trabajar, nunca es tarde para aprender y empezar.

Commentarios

comentarios

Mira también

Este fin de semana se dio el Clausura del torneo del desarrollo de la Liga Sudamericana de fútbol femenino. (Foto APF).

Resultó un éxito desarrollo de la Liga Sudamericana del Fútbol Femenino

ASUNCIÓN.- La Liga Sudamericana de Fútbol Femenino contó con la participación de 8 equipos en …