viernes , abril 19 2019
Inicio / Impreso / A Patrulla Caminera no interesa evitar los accidentes de tránsito

A Patrulla Caminera no interesa evitar los accidentes de tránsito

El control del grado de alcohol es otro “sistema” de extorsión a los conductores.

Para muchos, la Patrulla Caminera ya dejó de ser tal para convertirse en “Pandilla Caminera”, bajo la batuta de Luis Christ Jacobs, exintendente municipal de Hohenau. Es evidente que a esta entidad no le interesa evitar los accidentes de tránsito y menos salvar vidas, su objetivo es recaudar. Es así que coloca sus inspectores en los puntos donde es más fácil “cazar” a los conductores y multarles.

ASUNCIÓN.- De buenas a primeras se puede decir que la función principal de la Patrulla Caminera es la de control y prevención de los accidentes. No es colocar a sus inspectores en los puntos donde es más fácil “cazar” a los conductores y multarles.

Ahora, el director Luis Christ Jacobs dice que “utilizarán radares”, pero la mayoría de sus inspectores, como también su tecnología, no están al servicio de disuadir a los conductores que reduzcan la velocidad o que traten de evitar otras infracciones. Se comportan como piratas del asfalto, escondidos después de curvas o detrás de los árboles para “pillar” a los infractores y coimearlos luego. Nunca están en las tareas de prevención, siempre aparecen para la represión.

No hay radares electrónicos, con avisos previos para levantar el pie del acelerador, como en Brasil, por ejemplo, porque eso también reduciría el lucrativo negocio.

Todo lo que hace hasta ahora la Patrulla Caminera apunta a la recaudación. En el mes de octubre del año pasado, Christ Jacobs, presentó el mal llamado “Sistema de Multas Electrónicas” para aplicar por faltas cometidas en las rutas del país.

Habló de la implementación de puntos aplicable a la Licencia de Conducir, en una abierta y clara violación de la Ley Nº 5.016/14 “Nacional de Tránsito y Seguridad Vial”, concordado con el Anexo de su Decreto Reglamentario N° 3427/15.

Y no solo está transgrediendo esa legislación, sino hasta la propia Constitución Nacional. Sí, porque con el nuevo sistema exigirá a los conductores el inmediato pago de las multas y con eso no hará otra cosa que ignorar el punto referente a la presunción de inocencia.

La Carta Magna, en su Art. 17, establece que en un proceso, en cualquier instancia, “del cual pudiera derivarse pena o sanción, toda persona tiene derecho a que sea presumida su inocencia, que no se le condene sin juicio previo, que ofrezca, practique, controle e impugne pruebas”.

Pero nada de eso interesa a la Patrulla Caminera. Es una entidad que solo está para recaudar.

ROSCA EXTORSIVA CON POLICÍA Y LA FISCAL

Los inspectores de la Patrulla Caminera, los agentes de la Policía Nacional y los fiscales, cada fin de semana, conforman una rosca extorsiva muy bien montada. Las barreras de controles que establecen tendrían nada más como fin la “coima” y lo que es peor, no importa lo que dice la Ley para esa tarea.

Luis Christ Jacobs más de una vez dejó en claro que no lee la Ley Nº 5.016/14 “Nacional de Tránsito y Seguridad Vial”, y su concordado con el Anexo de su Decreto Reglamentario N° 3427/2015. La legislación remarca que el objetivo de la Patrulla Caminera es: “Proteger la vida humana y la integridad física de las personas en el tránsito terrestre. Preservar la funcionalidad del tránsito, los valores patrimoniales públicos y privados vinculados al mismo, y el medio ambiente circundante y contribuir a la preservación del orden y la seguridad pública”.

Agrega en su Art. 7º que “las autoridades de fiscalización, en el ámbito de sus respectivas competencias y atribuciones, son los agentes de la Patrulla Caminera, así como los de las municipalidades de la República”. Ellos deben velar por el cumplimiento de las disposiciones de la presente ley y  la reglamentación nacional o municipal que derive de ella.

En síntesis, la Patrulla Caminera, en vez de presentar su gran “avance” para recaudar, debió preocuparse en contribuir en la disminución de los siniestros viales, “proteger la vida humana y la integridad física de las personas”, que es fin y objetivo de la Ley. Basta de “mejorar” el sistema solo para reprimir y recaudar. Hay que enfocar primero y con mayor énfasis las tareas de prevención de los accidentes.

Commentarios

comentarios

Mira también

Inauguran Fundación que ayudará a niños con dificultades auditivas

En el Hotel Sheraton se celebró el acto de lanzamiento de la Fundación Florencia, institución …