Lunes , septiembre 24 2018
Inicio / Impreso / Permisible control de Dinatran nutre pésimo servicio de buses

Permisible control de Dinatran nutre pésimo servicio de buses

El permisivo control de Dinatran permite el descontrol en la circulación de ómnibus chatarras de diferentes ciudades del país.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

El deficiente, limitado y descoordinado control y vigilancia por parte de la Dirección Nacional de Transporte (DINATRAN), facilita la proliferación de ómnibus chatarras que prestan servicios intermunicipales, principalmente en el interior del país y que repercute negativamente en los usuarios del transporte público de pasajeros, quienes deben soportar diariamente este flagelo. Sin embargo, tanto los municipios como responsables de DINATRAN, se echan mutuamente la culpa.

ASUNCIÓN.- El control y la vigilancia de ómnibus de pasajeros son muy limitadas y hasta nulas en algunas ciudades del interior del país, dado que su cobertura es muy baja.  La inacción institucional permite que los colectivos que cumplieron con su vida útil (más de 10 años) sigan circulando por las calles, sin que las autoridades municipales y, mucho menos, los responsables de la Dinatran, hagan algo para corregir dicha situación.

Muy por el contrario, en las arterias y rutas que unen a los municipios, circulan unidades del transporte público de pasajeros en muy mal estado, al punto de, arriesgar la vida de sus pasajeros, tal como ya había ocurrido en varios puntos del interior del país, producciendo accidentes, que en la mayoría de los casos fueron fatales.

Carlos Samarán, titular de Dinatran, había mencionado que realizarán los controles pertinentes a los colectivos que prestan servicios intermunicipales, pero tal situación no ha ocurrido hasta el momento.

En ciudades como San Lorenzo, Capiatá, Aregua, Limpio, Ciudad del Este y otros puntos del país, las chatarras circulan en total descontrol por las arterias de estas ciudades, en pésimas condiciones físicas y mecánicas, poniendo en peligro la vida de los pasajeros, sin que se observen a inspectores de DINATRAN realizar algún tipo de fiscalización para impedir este tipo de atropellos que se comete abiertamente contra los usuarios del transporte público intermunicipal.

Las empresas que realizan el servicio intermunicipal “prestan servicios” con unidades que ya cumplieron con sus respectivas vidas útiles, con cubiertas totalmente gastadas, con asientos rotos, sucios, ventillas rotas, techos agrietados.

Sin embargo y por lo visto, para los fiscalizadores de la DINATRAN no existe este tipo de transgresiones al tránsito terrestre. El permisivo control de Dinatran “consiente el descontrol en la circulación de ómnibus chatarras” de diferentes ciudades del país, al decir de los usuarios de este pésimo servicio.

“SE TIRAN LA PELOTA”

En esta ciudad, las empresas Vicente Matiauda, Tres Fronteras, Trans Paraná y la Franqueña cubren el servicio entre la ciudad Presidente Franco y esta localidad. Sin embargo, las unidades de estas empresas son verdaderas chatarras, no cumplen con sus frecuencias horarias y mucho menos con sus itinerarios, teniendo en cuenta que utilizan vías que no están habilitadas para dicho servicio.

El director de Transporte Público de la Municipalidad de Ciudad del Este, Teodoro Román, afirmó que no tienen atribuciones para realizar la fiscalización correspondiente a estas unidades, ya que es menester de DINATRAN efectuar este trabajo, dijo.

Lo peor del caso es que ni el municipio, ni los de DINATRAN realizan los controles, por lo que estas unidades circulan sin ningún impedimento por las calles de Ciudad del Este y Presidente Franco. Mientras Román asegura que ya comunicaron de este hecho a los de DINATRAN, los de esta institución permanecen en silencio.

El silencio cómplice llega más lejos y afecta de igual manera a la Municipalidad de Presidente Franco, cuyos responsables ni tan siquiera se inmutan y, mucho menos se dignan, de llevar adelante algún tipo de control de estos buses, ni tan siquiera para disimular que de vez en vez, realizan este tipo de tareas.

El mal estado en la que se encuentran estas unidades del transporte revela una vez que sigue ausente el control para las mismas.  “Los ómnibus en mal estado siguen siendo un peligro para la sociedad. Dinatran y los municipios son los encargados para otorgar las habilitaciones correspondientes”, dijo Román.

PASAJES MÁS CAROS

Además de tener que soportar un pésimo servicio en el transporte público, también se tiene que aguantar el alto costo del boleto, que en esta ciudad, es de 2.500 guaraníes. Si por lo menos el servicio fuese bueno, el pago por el costo del boleto sería hasta justo, pero ocurre todo lo contrario, lo que motiva el diario reclamo de los usuarios del sistema.

El órgano encargado de llevar adelante una fiscalización a modo de evitar la circulación de los buses chatarras es la Dinatran. Sin embargo, el control es nulo y los “empresarios chatarras” aprovechan muy bien para hacer uso y abuso de este descontrol, al punto de cobrar el pasaje sin que el costo esté acorde con el servicio.

Esperar colectivo los domingos es una verdadera odisea, ya que nadie les controla. Este día, el pasaje sube a 3.000 guaraníes, ya que unos “avivados“choferes, con la excusa de no contar con monedas de 500 guaraníes para vuelto, directamente “redondean” el monto. De esta manera, los que no tienen el “pasaje justo”, pagan un costo más alto de lo debido, por un mal servicio intermunicipal, que se da por la falta de control de la Dinatran.

Commentarios

comentarios

Mira también

Patricia Lima, Josefina Mercado y Tania Domaniczky.

“Plaza Fashion Show” para sentir la primavera, en Shopping Jesuítica

“Plaza Fashion Show”, se denominó el evento que desarrolló el Shopping Jesuítica para dar la …