Lunes , diciembre 18 2017
Inicio / Columnistas / Petta, ¿desquiciado y peligroso?

Petta, ¿desquiciado y peligroso?

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso

El senador Eduardo Petta, expulsado del Partido Colorado, fue tildado de “desquiciado y payaso” por autoridades departamentales y municipales de la ciudad de Coronel Oviedo. Fue en la época en que era director de la Policía Caminera, siendo entonces “monaguillo” del exobispo Fernando Lugo. En aquel momento, Petta quiso imponer su criterio a los ovetenses, pero le salió el tiro por la culata.

A unos 6 años de aquel caso, el “honorable” parlamentario sigue mostrando conducta de una persona desquiciada y siendo así, sin duda alguna sería muy peligroso en el recinto parlamentario

Cuando Saúl Lara Espinoza, coordinador de la Licenciatura en Ciencias Orales del CEUS (Estados Unidos), dijo que el presidente de ese gran país del norte, Donald J. Trump, “no pasa bien librado un examen psiquiátrico ni psicológico y ocupa de inmediato un tratamiento profesional para que su lengua se conecte al cerebro”, sostuvo.

Seguro que en ese momento muchas personas giraron la mirada hacia Eduardo Petta. Puede ser coincidencia, pero es innegable que tiene mucha similitud con la situación en que se encuentra hoy el senador sin partido.

En realidad, si es un desquiciado o no, solo podrán determinar los profesionales, pero lo que si ya se puede recomendar es su urgente internación, por ahí requiere de un tratamiento adecuado.

Y eso de su actuación, propia de un payaso, ya no sorprende a nadie. El año pasado, su colega liberal Zulma Gómez lo tildó de “payaso”, cuando durante la interpelación al ministro de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), Ramón Jiménez Gaona, exhibió un peluche de yacaré, para ironizar la situación en el Pilcomayo y lo único que logró fue que se levantara la sesión.

Luego, el pasado 14 de febrero (Día de los Enamorados), quien sabe con qué fin, Petta decidió quedarse a dormir en su oficina del Congreso, supuestamente a modo de evitar una sesión donde se podría tratar el tema de la enmienda. Definitivamente, ese mote de “payaso” le queda muy bien.

La diferencia hoy es que este personaje ya no es aquel “fiscalito” destituido de Encarnación, por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados “por mal desempeño en sus funciones”.

O aquel que, buscando una changuita, se fue actuar de asesor de la Gobernación de Caazapá. Luego, gracias a Lugo, estuvo como Director de Caminera y en aquel entonces lo único que hacía “bien” era el montaje de teatros en las rutas, en los que tuvo como actor al propio expresidente, exobispo, quien fue supuestamente multado por transgredir la ley de tránsito.

Actualmente, tiene como “caballito” de batalla su proyecto de Ley “General de Transito”, en la que pretende otorgar súper poderes a la Agencia Nacional de Tránsito y Seguridad Vial, porque su objetivo sería manejar esa entidad, porque sabe perfectamente que como senador no tiene ninguna posibilidad de reelección.

Pero con su desfachatez acostumbrado, dijo en estos días que aquellos que están con la idea de presentar el nuevo proyecto de la enmienda, “si el objetivo era hartarnos, lo lograron”, manifestó.

Por favor Eduardo Petta, el que le tiene harta a la ciudadanía es usted. El pueblo está saciado, empachado, saturado y si alguna vez tuvo un puñito de pueblo, hoy ya no tiene nada y ese llamado a la gente para que salga a defender la Constitución Nacional, no tiene, ni tendrá eco. Basta “señor” Petta.

Commentarios

comentarios

Mira también

Incautan armas de grueso calibre en Pedro Juan

PEDRO JUAN CABALLERO.- Los agentes de Investigación de Delitos, a cargo del comisario Germán Arévalos, …