Lunes , noviembre 19 2018
Inicio / Impreso / Repugnan los brotes de xenofobia en Sudamérica

Repugnan los brotes de xenofobia en Sudamérica

Ataques de brasileños contra campamentos de inmigrantes, provocaron que 1.200 venezolanos abandonaran ese país.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Ahora resulta que sudamericanos se convierten en segregacionistas y les cierran las puertas a los venezolanos que huyen de la hambruna a la que están condenados por la dictadura en su país. Un hecho inadmisible, teniendo en cuenta que Venezuela está atravesando por una de las peores crisis y no se avecina una solución, debido a la represión que ejerce el dictador Maduro sobre su pueblo. Huyen porque tienen hambre, esa es la realidad. Desde la Cancillería de nuestro país todavía no hay una postura oficial al respecto, porque aluden que recién están instalándose.

PACARAIMA, Brasil.- Los agudos problemas políticos y económicos que vive Venezuela desde hace años han generado una constante ola migratoria hacia diversos países de Sudamérica. Pero el fenómeno adquiere máxima intensidad en las fronteras con Brasil, Colombia y Ecuador.

Allí, se registraron episodios de tensión que en algunos casos llegaron a la violencia física. El último ejemplo es la ciudad fronteriza de Pacaraima, en Brasil. El sábado, hubo ataques de brasileños contra campamentos de inmigrantes, que provocaron que 1.200 venezolanos abandonaran ese país.

El supuesto motivo fue la agresión de un conocido comerciante local a manos de un grupo de venezolanos, que intentaron asaltarlo en la casa con su familia. El gobierno brasileño anunció ayer nuevas medidas de asistencia social y de seguridad para atender a los inmigrantes venezolanos.

El Ejecutivo informó que establecerá un nuevo centro de acogida en el estado de Roraima y que mandará un batallón de 120 miembros de la Fuerza Nacional para reforzar la seguridad.

También decidió enviar 36 voluntarios del área de salud para una mejor atención a los inmigrantes venezolanos, que llegan a Brasil para huir de la crisis económica, política y social que atraviesa su país.

No obstante, la gran mayoría de los inmigrantes venezolanos deciden instalarse a unos 200 kilómetros más al sur, en Boa Vista, la capital de Roraima, donde se encuentran casi todos los centros de acogida y se estima que hay unos 25 mil, muchos de ellos en condiciones muy precarias.

La Cancillería venezolana indicó en un comunicado que los “desalojos masivos” registrados en Pacaraima es un “hecho que violenta normas de derecho internacional además de vulnerar los derechos humanos”. Pero no asume el gobierno venezolano que la culpa reside en el sucesor de Chávez y en su afán de perpetuarse en el poder, condenando cada vez más a la miseria a su pueblo.

Las autoridades brasileñas estiman que en el último año y medio han entrado a Brasil por vía terrestre unos 50.000 venezolanos y que cerca de 400 cruzan diariamente la frontera.

“El gobierno está comprometido con la protección de la integridad de brasileños y venezolanos”, indicó la Secretaría de Comunicación de la Presidencia brasileña en la nota.

Asimismo, anunció que redoblará los esfuerzos para acelerar el llamado proceso de interiorización, que es una medida mediante la cual transfiere inmigrantes desde Roraima, uno de los estados más pobres de Brasil, a otras regiones del país.

El Ejecutivo recordó que las iniciativas alcanzan ya los 200 millones de reales (unos 50 millones de dólares) e incluyen la creación de una fuerza especializada de trabajo, la construcción de diez centros de acogida -más otros dos que están próximos a su conclusión- y la puesta en marcha del proceso de interiorización.

Commentarios

comentarios

Mira también

Refuerzan trabajos de asistencia a familias vulnerables del departamento de Itapúa

ENCARNACIÓN, Dpto. de Itapúa.- El Ministerio de Desarrollo Social (MDS) refuerza los trabajos de asistencia …