Domingo , julio 23 2017
Inicio / Impreso / “Senaduría vitalicia es un premio, no un castigo”

“Senaduría vitalicia es un premio, no un castigo”

Carlos María Ljubetich, exasesor del TSJE.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

La senaduría vitalicia a la que pueden acceder los expresidentes que hubieran sido electos democráticamente y no fueran separados de sus cargos vía juicio política es un cargo meramente decorativo, puesto que no tiene ningún peso político ya que el que lo ocupa no tiene voto ni puede incidir en la decisión de temas fundamentales. Según Carlos María Ljubetic, no se puede obligar a alguien a ser senador vitalicio.

ASUNCIÓN.- Ljubetic es exasesor del Tribunal Superior de Justicia Electoral y a lo largo de varios años se ha convertido en un experto en temas electorales. Aseguró que la Constitución Nacional no prohíbe a un expresidente renunciar a la senaduría vitalicia ni dice que el cargo es incompatible con algún otro.

Luego de casi años vuelve el tema de la senaduría vitalicia al tapete, puesto que, igual que en el caso de Nicanor Duarte Frutos en el 2008, en el oficialismo colorado hay intención de postular a Horacio Cartes como senador activo y no vitalicio. Los detractores de esta idea aseguran que el único cargo al que puede acceder un expresidente de la República en el Congreso es el de senador vitalicio.

Esto es absolutamente ridículo, según el experto, quien dijo que la Constitución no obliga a que un presidente de la República sea senador vitalicio una vez terminado su mandato.

Ljubetic aseguró que “es ridícula porque pretende imponerle a una persona un cargo honorífico, que es algo absolutamente fuera de lo que cualquier legislación del mundo puede establecer”.

Dijo que el cargo de senador vitalicio “es un premio, no puede representar un castigo, no puede ser que yo de por vida no pueda ocupar otro cargo sino el de senador vitalicio”, agregando que tal como se interpreta en este momento, el cargo honorífico parece más una condena que una condecoración.

“O sea es una condena que se le da al que cumplió bien el mandato y fue electo democráticamente, y sin embargo como el caso de Lugo, el que fue sacado por juicio político, sí puede ser, recibe un premio, o sea es absurdo; el sistema jurídico no puede ser absurdo”.

Además, recordó que existe jurisprudencia sobre el tema porque la Corte Suprema de Justicia, en 2 ocasiones, había fallado habilitando a Duarte Frutos como senador activo.

Commentarios

comentarios

Mira también

Los puestos de ventas de Ciudad del Este hicieron su “agosto” vendiendo una gran cantidad de abrigos.

Los abrigos, las “estrellas” de las tiendas de Ciudad del Este

CIUDAD DEL ESTE.- La otra cara del frío, que en muchas localidades destruyó cultivos, además …