Miércoles , septiembre 26 2018
Inicio / Impreso / Temen que Paraguay se convierta en otra Venezuela o Nicaragua
Dr. Enrique Riera, extitular del MEC y actual senador de la Nación.
Dr. Enrique Riera, extitular del MEC y actual senador de la Nación.

Temen que Paraguay se convierta en otra Venezuela o Nicaragua

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

El extitular del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) y actual senador de la República, Enrique Riera (ANR), habló de la situación política actual de nuestro país y vaticinó un negro panorama si los problemas en el seno de los partidos tradicionales siguen su curso. Destacó que podría propiciar el surgimiento de un dictador y convertir al Paraguay en la capital de Venezuela (Caracas) o la de Nicaragua (Managua), donde reinan el hambre, los conflictos sociales y regímenes dictatoriales.

ASUNCIÓN.- Riera manifestó que dentro del Partido Colorado existe preocupación porque no se han resuelto los problemas que surgieron. “Durante las elecciones, hubo una tregua, pero lamentablemente resurgieron luego. El diálogo es la una solución. Yo creo en el principio de la victoria sin soberbia y la derrota sin humillación, hay que encontrar el mecanismo para que se produzca un diálogo profundo sobre las cuestiones sustanciales porque el gobierno se ganó con el voto de todos los colorado y de todos los paraguayos”, destacó el congresista. Asimismo, respondió a las siguientes preguntas:

ADN.- ¿El movimiento Colorado Añetete habría ganado las elecciones generales sin el apoyo de Honor colorado?

  1. ENRIQUE RIERA.- El movimiento disidente que ganó en las internas coloradas jamás hubiera resultado victorioso en las generales sin el apoyo de Honor Colorado, tampoco hubiera logrado el voto de la gente de otros partidos independientes por la continuidad del Partido en el poder, si la gestión del presidente Horacio Cartes hubiera sido deficiente. Uno vota por la continuidad porque la gestión es buena, más allá de los errores que se cometieron yo creo que hubo mucho más aciertos y ese es un tema que tampoco se puede desconocer.

ADN.- ¿Cuáles son las tratativas que están realizando y los proyectos que están impulsando?

  1. ENRIQUE RIERA.- Desde que terminaron las elecciones no hubo ninguna iniciativa. Los 4 meses de larga transición se hubiese aprovechado para trabajar juntos ya que el apoyo de Honor Colorado a Añetete, fue sin condiciones y el disipo de este último fue sin explicaciones. Sencillamente subimos juntos al escenario, le hablamos al pueblo colorado y paraguayo, demostramos que nos queríamos y aparentemente estábamos unidos. Pero la última vez que estuvimos todos juntos fue la noche de la celebración de la victoria del Partido Colorado, donde fue electo Mario Abdo Benítez como presidente, luego nunca más.

Obviamente no se discutió el programa y las políticas públicas coloradas, así como que se hizo bien y mal. Tampoco se sabe la razón concreta de los reclamos, cómo se pudo hacer esa tregua, comerciales juntos, se hicieron gigantografías que hasta ahora están en los costados de las rutas, así como afiches. Se trabajó juntos, nos subimos juntos en los escenarios, pero al día siguiente de las elecciones nada, no hubo ni siquiera una explicación.

ADN.- Nicanor Duarte Frutos, que supuestamente tanto luchó por su banca y luego de conseguir ser titular de Yacyretá, sencillamente se calmó, ¿Cuál es su opinión al respecto?.

  1. ENRIQUE RIERA.- Es fruto de un acuerdo político, porque no hay otra explicación, pese a que él dice que va a seguir reclamando su banca en el senado. Asumió como director interino de Yacyretá, ya está en función, formando su equipo y hablando con la gente de la institución. No le veo que esté peleando y tampoco presentó una nota como lo hizo el expresidente Cartes al congreso para reclamar su banca.

ADN.-¿Cómo considera al expresidente Horacio Cartes?

  1. ENRIQUE RIERA.- Es una excelente persona que de alguna manera, con aciertos y errores, durante 5 años estuvo pendiente de todo lo que pasa en el país. Después de salir tiene que tomarse un tiempo para reencontrarse un poco con la familia, con los amigos y quizás descansar. Hay que tener que el movimiento Honor Colorado, que él lidera, es muy fuerte ya que tiene más del 70% de la dirigencia colorada, hablamos de presidente de seccionales, convencionales, intendentes, concejales municipales y departamentales, y 9 gobernadores.

ADN.- ¿Cuál es el paso a seguir?

  1. ENRIQUE RIERA.- Tenemos que intentar arreglar las diferencias que existen entre los colorados, porque si no se recupera la confianza que ahora se perdió en las elecciones municipales de 2020 vamos a perder un montón de intendencias ¿porque quién más va a trabajar por el partido si sabe que al día siguiente no le van a atender el teléfono?

Lo peor del caso es que este puede significar el principio de la caída del partido colorado en 2023 porque la última vez la diferencia fue muy poca, solo 3% que prácticamente no es nada. Sin embargo, el pueblo colorado cumplió con nosotros y muchos sectores independientes apostaron por un partido colorado unido para que al gobierno le vaya bien, porque si al gobierno le va bien a todos nos va bien.

Pero es como si no nos dejaran ayudar, no somos consultados, no podemos trabajar juntos. Debería haber solo una bancada de colorados tanto en diputados como en senadores, trabajar juntos aún con nuestras diferencias.

ADN.- ¿Usted cree que Horacio Cartes jurará como senador activo?

  1. ENRIQUE RIERA.- Creo que todavía no están los votos. Como abogado no puedo aceptar que la sentencia no se cumpla, independientemente a quién beneficia, en este caso a dos expresidentes (Nicanor Duarte Frutos y Horacio Cartes). Si hay una sentencia de la Justicia Electoral, de primera instancia, el tribunal de segunda y lo ratifica el Tribunal Superior de Justicia Electoral; además lo confirma la Corte Suprema de Justicias, no todos pueden estar equivocados.

Además aunque todo el país opine diferente los únicos que pueden interpretar la Constitución y la ley son los jueces, todos los demás pueden criticar, pero las sentencias se tienen que cumplir. Así mismo opiné cuando la Corte declaró inconstitucional  el decreto que le liberó al extinto Gral. Lino César Oviedo, en aquel entonces la máxima instancia judicial le obligó al Ejecutivo a cumplir la sentencia. Lamentablemente, no se cumplió la sentencia y terminamos mal.

ADN.- ¿Según su parecer puede haber confrontación?

  1. ENRIQUE RIERA.- Esta vez no veo que suceda eso porque no hay voluntad de generar confrontación, pero estamos en lo mismo, la Corte dice algo y el Congreso se da el lujo de no cumplir. Con esto la señal que se emite es terrible, nadie está por encima de la ley, todos estamos obligados a cumplir una sentencia nos guste o no.

Además hay una cosa que nunca se mencionó, que es la violación de los derechos humanos que genera los 800 mil votos que tuvieron los candidatos que entraron en esa lista. El derecho fundamental es elegir, si que al votaste no entra y se incorpora al congreso gente cuyos votos no alcanzaron y nunca fueron proclamados, evidentemente algo no está bien.

ADN.- Los expresidentes de la República, Juan Carlos Wasmosy y Luis Ángel González Machi, se acercaron al presidente de la ANR, Pedro Alliana, ¿ellos qué pueden aportar al partido y al país?

  1. ENRIQUE RIERA.- Todos los esfuerzos son buenos, quizás ya están retirados de una política activa, pero pueden opinar con objetividad. El problema de la política partidaria hoy, es que no existe respeto a las instituciones que tanto pregonaron en la campaña.

Desde que ganó el presidente Alliana, guste o no guste, el equipo de Colorado Añetete no pisó la Junta de Gobierno, con la excusa de que no le dieron los espacios que pretendían en la comisión ejecutiva. Porque no le dan dos o tres lugares, o por algunos comentarios, abandonan la institucionalidad del partido durante casi un año y medio, a tal punto que no asistieron a ninguna reunión ni convocatoria.

Sin embargo, después de las internas, rápidamente recurrieron al partido y sin condiciones fueron acogidos  durante las elecciones generales de abril pasado. En el día del cómputo estábamos todos metidos en la sala del presidente de la Junta y de ahí pasamos para hacer el discurso de la victoria, incluso nos fuimos a la casa del presidente. A partir de ahí nunca más hubo una convocatoria y pasaron 4 meses de transición, donde se priorizaron viajes y formación de equipos.

ADN.- ¿Cómo se pueden calificar las acciones?

  1. ENRIQUE RIERA.- Después de las elecciones generales jamás se realizó ninguna reunión de la bancada colorada y por el contrario los de Añetete hicieron alianzas con otros sectores, a pesar de que fueron electos por todos los colorados. Hay algo que no cierra, yo creo que no están midiendo el impacto, porque una cosa es no estar de acuerdo con el presidente o la dirigencia mayor, pero otra es mentirle a todos los colorados.

Nosotros le mentimos al pueblo colorado en el sentido en que nos vieron a todos abrazados y felices. Incluso Marito dijo en el escenario no veo la hora de contar con dos expresidentes de la República en el senado, (en alusión a Duarte Frutos y Cartes) que con su experiencias y sabidurías me pueden ayudar a gobernar, pero todo quedó en la nada.

ADN.- ¿En estas condiciones qué le espera al país y al Partido Colorado?

  1. ENRIQUE RIERA.- El camino es natural, primero hay que unir la familia por encima de nuestras diferencia y luego hacerlo con el Paraguay. Ahora ya se eligió, ya tenemos un conductor y esperamos que le vaya bien. Vamos a apoyar en todo lo que beneficie al país.

Sin embargo, no se puede seguir encerrado, queriendo gobernar con un equipo pequeño con el que no se puede completar todavía el gabinete. Además que esté aliado con otra gente de otros signos e ideología más fácilmente que con sus propios correligionarios.

Ante esta situación lo que le espera al país es más tropiezos y problemas, si es que por dentro no estamos todos unidos, colorados y paraguayos, detrás  de gobierno resolviendo las vicisitudes que afectan a la gente.

ADN.- ¿Cuál es el riesgo que se corre con esta situación?

  1. ENRIQUE RIERA.- Lo ideal es que haya una fuerte democracia en el partido donde se discutan los grande temas y todos sean convocados a la Junta de Gobierno e impulsar todas las leyes, pero en forma conjunta. Sin embargo, existe la impresión de que ciertos colorados están más cerca de los liberales y viceversa, pero no así de sus correligionarios. Eso hace disfuncional la democracia del partido y obviamente nuestros adversarios y todos aquellos que ya no creen en este sistema dicen que esto no va a funcionar y se propicia la destrucción de los partidos por dentro.

Esto hace que se corra el riesgo que aparezca un personaje como el presidente venezolano, Nicolás Maduro, o como de Nicaragua, Daniel Ortega, y hacen que el país se desintegre. Este es un tema muy serio, lo que tenemos que hacer es que los partidos políticos se reconcilien por dentro, se elijan entre los mejores y no estar representados por gente de dudosas calañas, salvo honrosas excepciones.

Llegó el momento de renovar la dirigencia no en edad, sino en valores y de buscar la reconciliación de la familia colorada para poder liderar al Paraguay. No se puede liderar al país con un pedazo del partido.

Commentarios

comentarios

Mira también

Mario Abdo en la ONU.

Primer discurso de Marito como presidente durante la asamblea de la ONU

NUEVA YORK- El presidente Mario Abdo Benítez participa de la mayor cita internacional y su primera …