Santiago Peña.
Inicio / Impreso / Buena onda es mucho más empática que el enojo, dicen

Buena onda es mucho más empática que el enojo, dicen

La buena onda de Santiago Peña es contagiante, aseguran los analistas.
La buena onda de Santiago Peña es contagiante, aseguran los analistas.

En una campaña proselitista, ni la espontaneidad debe ser improvisada, según un conocido analista político que destaca la buena onda que transmite la figura del presidenciable oficialista Santiago Peña, en contraposición con el permanente pirevai del disidente Mario Abdo Benítez. A lo mejor es esa mala onda de Marito la que le jugó una mala pasada durante un acto del precandidato de Añetete. Justo cuando estaba hablando de “la recuperación del tejido moral del coloradismo”, ¡Plop! se cortó la luz. Y la oscuridad se tragó a la “recuperación del tejido moral”. Otros coinciden con que los permanentes ataques son señal de derrota.

El pirevai permanente y la mala onda de Marito Abdo Benítez le juegan mal.
El pirevai permanente y la mala onda de Marito Abdo Benítez le juegan mal.

ASUNCIÓN.– Hay varias situaciones que se han dado durante los últimos meses, que demuestran que el enfoque de la campaña de Peña es directo, “buena onda” y fresco, lo que despierta la simpatía del electorado, mucho más que el permanente pirevai que parece tener Abdo Benítez, el que se transmite a toda su campaña, según analistas políticos.

A lo mejor es ese pirevai que tanto mencionan algunos analistas el que le juega malas pasadas a Abdo Benítez, como lo que ocurrió cuando visitó San Ignacio, Misiones, comentado en las redes sociales por un periodista que mencionó un “acto fallido” del precandidato de Colorado Añetete y dijo que “justo cuando Marito estaba hablando de «la recuperación del tejido moral del coloradismo», ¡Plop! se cortó la luz. Y la oscuridad se tragó a la recuperación del tejido moral”.

Lo que se siente es que tanto periodistas como analistas políticos han empezado a tomar del pelo al disidente, fundamentalmente por el malhumor que ha desplegado en todos estos meses y que ha contagiado a toda su campaña. Algunos dicen que es la actitud clásica de un perdedor, mientras que, en contrapartida, el oficialista Peña reparte “buena onda” en cada lugar al que llega, dando la imagen de un ganador.

Otro hecho que han mencionado en las redes sociales fue cuando desde Colorado Añetete denunciaron que la página web de Peña tenía algunas partes en inglés, lo que daba la pauta de que era una copia de algún candidato del exterior. El error estratégico de la disidencia fue utilizar a Arnoldo Wiens, que tiene menos sentido del humor que un clavo, para hacer la denuncia. En lugar de amilanarse, desde las carpas de Peña respondieron con buen humor e ironía, lo que cayó bien a la ciudadanía. “Eso pasó y no solo perdieron oportunidad de golpear sino permitieron una reacción de buena onda, que es mucho más empática que el enojo en la sintonía con los votantes”, dijo el analista mencionado.

El experto recalcó que en las campañas políticas, “ni la espontaneidad se improvisa y cuando se pierde una oportunidad de golpear al oponente por falta de creatividad o astucia, es una falta doble porque el rival capitalizará a su favor”.

Pero no solo analistas locales destacan la ventaja del presidenciable oficialista. Roberto Izurieta, director de Proyectos Latinoamericanos en la Universidad George Washington, ha dicho hace poco que Peña es de las personas más inteligentes y preparadas, a pesar de su juventud, que he conocido, y llevo 30 años conociendo presidentes de toda América Latina. Además, es un gran comunicador, un hombre sencillo y por lo tanto cercano. En mi opinión, será un gran presidente”.

Commentarios

comentarios

Mira también

Piedra en “zapato” de Hacienda: los aumentos maquillados de sueldos

ASUNCIÓN. El aumento de G. 30.000 millones en rubros relacionados a sueldos, establecido por el …