Inicio / Mundo / Casi 7.000 mujeres se quitaron la vida en Japón mientras la pandemia se extendía

Casi 7.000 mujeres se quitaron la vida en Japón mientras la pandemia se extendía

TOKIO. Poco después de que Japón intensificara la lucha contra el coronavirus la pasada primavera, Nazuna Hashimoto empezó a sufrir ataques de pánico. El gimnasio de Osaka en el que trabajaba como personal trainer suspendió las actividades, y sus amigos no salían de casa por recomendación del gobierno.

Por miedo a estar sola, llamaba a su novio, con quien tenía relación desde hacía pocos meses, y le pedía que fuera a su casa. Incluso entonces, a veces no podía parar de llorar. Su depresión, que había sido diagnosticada a principios de año, entró en una espiral. “El mundo en el que vivía ya era pequeño”, dice. “Pero sentía que se hacía más pequeño”.

En julio, Hashimoto no veía salida e intentó suicidarse. Su novio la encontró, llamó a una ambulancia y le salvó la vida. Ahora habla públicamente de su experiencia porque quiere eliminar el estigma asociado a hablar de la salud mental en Japón.

Aunque la pandemia es difícil para muchos en Japón, las presiones se han agravado para las mujeres. Como en muchos países, el número de mujeres que perdieron el empleo ha aumentado. En Tokio, la mayor metrópolis del país, aproximadamente una de cada cinco mujeres vive sola, y las exhortaciones a quedarse en casa y evitar visitar a los familiares han exacerbado el sentimiento de aislamiento. Otras mujeres han padecido las profundas disparidades en el reparto de las tareas domésticas y el cuidado de los hijos en esta era de trabajo desde casa o han sufrido un aumento de la violencia doméstica y las agresiones sexuales.

La creciente carga psicológica y física de la pandemia se ha visto acompañada por un preocupante aumento de los suicidios de mujeres. En Japón, 6.976 mujeres se quitaron la vida el año pasado, casi un 15% más que en 2019. Fue el primer incremento interanual en más de una década.

Cada suicidio -y cada intento de suicidio- constituye una tragedia individual que surge de una compleja constelación de razones. Pero el aumento entre las mujeres, que duró siete meses consecutivos el año pasado, preocupa a los funcionarios del gobierno y a los expertos en salud mental que se esfuerzan por reducir una de las tasas de suicidios más altas del mundo. (Aunque el año pasado se suicidaron más hombres que mujeres, lo hicieron en menor número que en 2019. En total, los suicidios aumentaron algo menos del 4%).

La situación se ha sumado a desafíos de larga data para Japón. Hablar de los problemas de salud mental, o buscar ayuda, sigue siendo difícil en una sociedad que valora el estoicismo. (Con información de Clarín)

Commentarios

comentarios

Mira también

Argentina tiene capacidad para producir entre 4 y 5 millones de dosis al mes de la vacuna rusa

MOSCÚ. La asesora presidencial argentina Cecilia Nicolini informó este miércoles que su país está en …