Tractor de los colonos brasiguayos que habría recibido varios impactos de balas presuntamente disparados por los campesinos.
Inicio / Impreso / Colonia Guahory se convierte en polvorín

Colonia Guahory se convierte en polvorín

Los colonos brasiguayos y los invasores convierten a la colonia Guahory en un verdadero polvorín. Mientras los primeros quieren iniciar la siembra de la soja, los segundos se oponen a cualquier tipo de trabajo en el predio en conflicto. Ambos bandos no quieren ceder nada en sus pretensiones y en cualquier momento podría registrarse más enfrentamientos.

TEMBIAPORA, Dpto. de Caaguazú.- Los brasiguayos se reunieron el pasado sábado tras la serie de ataques que sufrieron en sus fincas e indicaron que van a defender sus tierras, incluso vaticinaron que podría haber muertes. “Ellos nos jugaron a matar. Ayer nos reunimos los agricultores y ahora iremos con mucha gente y vamos a defendernos. Allí va a haber muerte, eso te aseguro, porque nosotros no vamos a abandonar nuestras tierras”, dijo Jhair Weber.

Según el reporte policial, un productor brasileño identificado como Vilmar Makus (40) se encontraba el sábado pasado sobre un tractor en la propiedad de Jhair Weber Weber (39), ubicada en el lugar denominado Virgen de Fátima, cuando fue atacado por un grupo de 15 personas mientras comenzaba con los trabajos de siembra. El brasileño resultó con lesiones a la altura del brazo derecho. Según los datos, un grupo de campesinos, que fue desalojado recientemente, desde el monte disparó contra los operarios de los tractores.

“Hay un grupo de campesinos, supuestos sintierras, pero es mentira, ellos tienen sus tierras. Ellos están molestos porque se inició la siembra de soja con casi diez tractores. Ellos atacaron los tractores y casi mataron a uno de mis operarios”, dijo Weber.

Resaltó que conversaron con el jefe de Policía de la zona para que intervenga y de esa manera evitar un enfrentamiento donde exista derramamiento de sangre y hasta muertes de por medio. Agregó que no solo él sufre los ataques, sino también otros colonos que están tratando de cosechar o sembrar sus cultivos.

También hubo una quema de 50 hectáreas de trigo en etapa de cosecha de la propiedad de Roque Gibert, cuya pérdida asciende a G. 180 millones.

“Nosotros hablamos con el jefe de Policía para que vengan a garantizar la zona. Vamos a continuar con nuestro trabajo, tenemos los documentos que nos avalan como propietarios y este grupo de campesinos no acepta y quieren sacarnos con violencia”, se lamentó el colono brasiguayo.

CAMPESINOS DENUNCIAN VIOLENCIA

Por su parte, los campesinos denuncian que constantemente son hostigados por policías o por los brasiguayos. Referente al tema, Fátima Brizuela, vocera del grupo campesino, negó que sean sus compañeros los autores de los disparos, pues ellos solo tienen “garrotes para defenderse”.

“Seguimos en la lucha como paraguayos, los brasileños nos atacan y nosotros nos defendemos como podemos. Estamos en dos campamentos en la escuela Virgen de Fátima y en la Capilla San Jorge, pero igual nos atacan”, dijo Brizuela.

Agregó que la quema de trigo y el supuesto ataque que sufrieron ayer los colonos brasiguayos son solo montados, para inculpar a los campesinos.

Por su parte, el jefe de Orden y Seguridad de Caaguazú, comisario principal Miguel Orué, negó hechos de violencia hacia los campesinos e indicó que hay presencia policial en la zona debido a una orden judicial.

EL OPERATIVO COSTÓ G. 20 MILLONES

El colono brasiguayo (hijo de brasileño nacido en Paraguay) Ari Weber, de Guahory, comentó que para el operativo donde fueron desalojadas más de 150 familias campesinas el pasado 15 de setiembre, recolectaron la suma de G. 20 de millones para asistir con víveres y combustible a los policías que quedaron en la zona. “Fue un regalo nomas”, aseveró.

Admitió que acordaron entre los colonos comprar alimentos y pagar combustible a efectivos policiales que aceptaban quedarse a realizar el operativo de desalojo en Guahory, departamento de Caaguazú. “Se quedaron dos días, vinieron en colectivos, patrulleras y otros en auto particular, no cobraron nada, fue un regalo”,  explicó al mencionar que son 70 propietarios de inmuebles quienes hicieron la colecta.

Aclaró que la suma no fue entregada en efectivo, sino en alimentos para que puedan permanecer en el lugar, “ni un guaraní les dimos, solo los víveres”, agregó. Los uniformados que estuvieron por la zona prestan servicios en distintas zonas,  como en Villarrica, Ciudad del Este, Itakyry, Encarnación, Coronel Oviedo y otras localidades. Ahora quedaron 60 policías que siguen recibiendo colaboraciones.

Sobre el nuevo incidente que se registró en la tarde del pasado sábado en Guahory, Weber refirió que el enfrentamiento fue con campesinos que llegaron armados queriendo impedir el trabajo de maquinarias en las plantaciones de sojas.

Commentarios

comentarios

Mira también

Atentado en Pedro Juan: intendente sigue en estado delicado; médicos evalúan secuelas

PEDRO JUAN CABALLERO. Entre ayer y hoy, no hay mucha variación en cuanto al estado …