martes , agosto 4 2020
Inicio / Judiciales / ¿Cuál fue el motivo de los “errores” cometidos por la Fiscalía en la lamentable investigación del asesinato de Quintana?

¿Cuál fue el motivo de los “errores” cometidos por la Fiscalía en la lamentable investigación del asesinato de Quintana?

El suboficial Arnaldo Báez (en círculo) se desplaza por la sede del PLRA en la noche del crimen.

ASUNCIÓN. Durante 3 años, el Ministerio Público imputó y logró el procesamiento y detención del suboficial Gustavo Florentín como único y claro responsable de la muerte del joven liberal Rodrigo Quintana en el local del PLRA, en la madrugada del 1 de abril de 2017.

De pronto, hace poco más de un mes la defensa de Florentín tuvo acceso a la carpeta completa del caso, algo que se le había negado de manera sistemática durante todos estos años. Y allí saltaron videos, gestos, acciones y ausencia de peritajes que muestran un manoseo increíble a la escena del crimen y a todo el proceso, dejando a la investigación más parecida a obra humorística que a lo que se debe hacer en un Estado de Derecho para encontrar la verdad.

Todo el país vio el video del circuito cerrado del PLRA, en donde 3 personas manipulan un casquillo y logran incluirlo en la escena del crimen, lo que implica una clara adulteración de la misma. Ayer, a través del acta del Ministerio Público, supimos que el suboficial Arnaldo Báez entregó su escopeta al custodio de un diputado liberal, y que el arma no fue peritada por la Fiscalía.

Báez es el uniformado que entra al local liberal con Florentín, disparando ambos. En un primer momento, la Fiscalía lo consideró una persona de interés, pero luego de que él mismo declarara responsabilizando de todo a su camarada, alegremente lo excluyó del proceso y decidió que el único responsable de todo era el ahora procesado y detenido.

Sin embargo, en el circuito cerrado se nota que Báez, por lo menos, tuvo una turbia y extraña participación en todo, ya que se lo ve entregando su escopeta al custodio del diputado Eusebio Alvarenga, Juan Garcete. Esta escopeta, que debió ser preservada desde el vamos por los investigadores, aparece después sin saberse por cuántas manos pasó antes de ponerla a disposición de la Fiscalía. La defensa de Florentín presuma que la misma fue limpiada para que no se encontraran evidencias que pudieran implicar a Báez.

Esta escopeta, una Maverick calibre 12, jamás fue peritada por la Fiscalía, ya que en el acta no figura en el listado de las armas investigadas.

Todo esto nos hace preguntar qué motivos hicieron que se produjeran omisiones tan graves, como la manipulación de la escena del crimen y el arma de quien también debía figurar como sospechoso del crimen. Por qué la Fiscalía no hizo una investigación seria y se limitó a Florentín, basada solamente en la declaración de Báez.

Los familiares de Quintana denuncian intereses políticos detrás de la investigación, y se basan en la absurda intervención del abogado del PLRA, Guillermo Duarte Cacavelos. Sin embargo, para llegar a la verdad la investigación debería empezar de cero, para que se despeje la causa y finalmente, se logre hacer justicia en esta causa.

Commentarios

comentarios

Mira también

Fiscalía pide extradición de presunto asesino del periodista Pablo Medina

ASUNCIÓN. El Ministerio Público divulgó que el fiscal Vicente Rodríguez solicitó al Juzgado Penal de …