Mina Feliciángeli y su hermana Olga.
Inicio / Nacionales / Falta de tratamiento de las adicciones y la corrupción policial, principales causas del crimen de su hermana, dice Feliciángeli

Falta de tratamiento de las adicciones y la corrupción policial, principales causas del crimen de su hermana, dice Feliciángeli

ASUNCIÓN. La periodista Mina Feliciángeli habló del asesinato de su hermana Olga, presuntamente realizado por Matías Raúl Bilbao, un joven adicto que debía estar preso pero inexplicablemente se encontraba en libertad, asegurando que las principales causas son la falta de tratamiento de las adicciones y la corrupción policial, que hace sus recaudaciones a costa de los delincuentes.

“Hoy ya no estamos seguros ni estando encerrados en nuestras casas; mi hermana estaba encerrada en su casa. Cada vez más vamos a poner más rejas y alambres de púas. Cada vez más vamos a vivir encerrados y los delincuentes van a estar libres. Nadie está seguro”, expresó la periodista.

Añadió que la víctima no se resistió al robo ya que estaba durmiendo, ya que “mi hermana le hubiera dado todo con tal que respete su vida, porque tenía esa actitud. Le hubiera dicho: ‘pero mi rey, por favor no me vayas a hacer nada, llevá, qué más querés’. Así mismo le iba a decir. Es increíble lo que hizo este tipo, es una bestia. La atacó durmiendo. Mi hermana dormía de costado y ponía una almohada en el medio de las piernas porque tenía problemas en la columna. Es cierto que ella se defendió porque la había clavado en el brazo y ella se despertó e intentó defenderse de la agresión. Ella ni se levantó. No es que le atajó para que no le robe”.

“Hoy, este caso suena porque es la hermana de una persona pública, pero todos los días estamos teniendo casos. Lo que se puede hacer es reflexionar y actuar”, agregó.

Refiriéndose al hecho de que el presunto asesino estuviera libre con orden de detención encima, Feliciángeli comentó que “es terrible que los policías sean cómplices de los delincuentes. Todos sabemos que muchos policías son recaudadores de estos delincuentes. Un cuidacoches cerca de la radio acudió a mí una vez y me dijo que estuvo detenido dos veces, que quería mejorar, pero que los policías de la tercera le pedían dinero semanalmente o lo iban a meter preso por cualquier robo que ocurriera. Tras hablar con el comisario y advertirle que haría un escándalo si comprobaba la denuncia, luego de un mes, el chico me cuenta que nunca más lo molestaron. Usan a los delincuentes menores para recaudar”.

Además, reflexionó que “no se hace prácticamente nada sobre el tema de las adicciones. Hay pocos institutos de recuperación. Tantas veces toqué el tema de las adicciones porque siempre dije, y ahora con más razón, lo terrible que es este flagelo. Sobre todo cuando se llega al extremo de tener necesidades de la droga y de hacer cualquier cosa”.

El sospechoso “no era un marginal, era un tipo que iba al Santa Clara, yo les digo a mis sobrinos que él tenía recursos y vean cómo terminó. Él, como una escoria de la sociedad, termina en la cárcel. Si seguía libre, iba a seguir matando. Hay placeres que te pueden llevar a lo peor de tu vida. El comisario me contó que este muchacho consume todo tipo de drogas, consume desde los 12 años”.

“Que se haga justicia, no solo para nosotros, sino que para este tipo de hechos. La gente violenta no puede estar en la calle, debe estar en el neuropsiquiátrico o en la cárcel, no suelta”, finalizó.

Commentarios

comentarios

Mira también

¿Se agravará la crisis educativa?: “Los niños van a la escuela para comer”

Empezó el retorno gradual a clases presenciales como estableció el Ministerio de Educación y Ciencias …