Inicio / Impreso / Familia de joven acosada por cura fue echada de la iglesia, denuncian

Familia de joven acosada por cura fue echada de la iglesia, denuncian

Tras las publicaciones periodísticas sobre las denuncias realizadas por la joven de 18 años, María Cecilia Cuenca Cardozo, contra el padre Rubén Cáceres por supuesto acoso sexual, la familia de la joven tiene vedada realizar actividades religiosas en ninguna iglesia del Alto Paraná. El citado religioso es titular de la capilla Sagrado Corazón de Jesús y María del barrio San Lorenzo de la Ciudad Presidente Franco, donde habría ocurrido el acoso sexual.

Padre Rubén Cáceres, denunciado de acoso sexual por una joven que activaba en su capilla.
Padre Rubén Cáceres, denunciado de acoso sexual por una joven que activaba en su capilla.

PRESIDENTE FRANCO.- “A mi papá le quitaron de la Renovación Carismática, estamos suspendidos, ningún integrante de mi familia puede hacer nada en ninguna de la Iglesia Católica de acá” (se refiere al Alto Paraná), denunció Cuenca Cardozo, al tiempo de aclarar que desde que realizó la denuncia contra el sacerdote, se siente discriminada por los propios fieles de la referida capilla.

La denunciante expuso que el sacerdote celebró la misa del domingo último y en dicha ocasión, “lagrimeando dijo que se trataba de una gran mentira y la gente le creyó, por eso ahora todo el mundo cree que hice la denuncia por hacer nada más”, indicó.

La joven víctima de supuesto acoso sexual por parte del padre Cáceres subrayó que desde ese momento, fue maltratada por los propios feligreses de la capilla. “Todos salieron en mi contra. Yo acá soy la mentirosa. Pasa que este sacerdote lloró ayer (por el domingo) en la misa. Hizo un teatrito y todos le creyeron”, ponderó.

La conversación entre la joven denunciante y el sacerdote era fluida hasta que el religioso se propasó con la joven, según dijo la denunciante.
La conversación entre la joven denunciante y el sacerdote era fluida hasta que el religioso se propasó con la joven, según dijo la denunciante.

Reiteró que toda su familia, que estaba sirviendo en dicho templo, fue separada de la institución eclesial y de ello responsabilizó al padre Miguel Albornoz, de quien dijo que es el asesor espiritual del padre Rubén Cáceres.  “Miguel Albornoz, que es asesor espiritual, nos discrimina. Dice que somos mentirosos”, protestó la joven. Destacó que el padre Albornoz se extralimitó en sus funciones e hizo toda una campaña para desacreditar a la familia de la denunciante, agregó.

Sostuvo que la situación por la que está atravesando ella y su familia es muy pesada, teniendo en cuenta que, además de la presión de los sacerdotes, es “bastante penosa” para la misma, según dijo. “Es muy penosa y vergonzosa mi situación. El acoso por parte del padre empieza en abril, mayo y desde que se hizo pública la denuncia, los propios integrantes de la iglesia nos discriminan”, denunció.

Señaló que nunca desconfió de las malas intenciones del padre Cáceres, precisamente por ser un pastor de la Iglesia Católica, pero que con el correr del tiempo, el acoso era cada vez más fuerte, indicó María Cecilia Cuenca Cardozo.  “Nunca vas a pensar que un sacerdote tiene malas intenciones, al menos para mí, que soy una persona que nació, creció y se malcrío por la iglesia”, acotó.

Commentarios

comentarios

Mira también

Conductores de plataformas alistan sistema antirrobo

ASUNCIÓN.- Conductores de plataformas que operan en Asunción y Central contarán con un sistema de …