Efraín Alegre, Desirée Masi.
Inicio / Impreso / Golpistas del 2007 ahora son defensores de la Constitución

Golpistas del 2007 ahora son defensores de la Constitución

La hipocresía de los supuestos defensores de la Constitución Nacional llega a límites absurdos. Están dispuestos a generar incidentes con tal de impedir el tratamiento de la enmienda en el Senado, por “inconstitucional”, mientras que en el 2007 no tuvieron vergüenza en impulsar la candidatura del entonces obispo Fernando Lugo, en abierta violación a la Carta Magna.

ASUNCIÓN.- Efraín Alegre, Rafael Filizzola, Desirée Masi, Miguel Abdón Saguier, Carlos Mateo Balmelli, Luis Alberto Wagner, Mario y Adolfo Ferreiro, los adalides de la Justicia y la constitucionalidad de la República, no son más que caraduras que adoptan actitudes que les conviene de acuerdo a sus intereses.

En el 2007, en plena campaña electoral a la Presidencia de la República, en las elecciones que se realizaron el año siguiente, estos personajes fueron los impulsores de la candidatura de Lugo cuando aún era obispo de la Iglesia Católica, algo prohibido en la Constitución, que incluye como una de las inhabilidades para ser candidato a presidente de la República pertenecer a alguna iglesia.

Hace unos días, en el programa de Mina Feliciangeli, el mismo Lugo había reconocido que recibió la excusa papal ya cuando era presidente de la República, así que su candidatura fue inconstitucional, algo que los chapulines actuales no tuvieron en consideración, o quizás sí, pero no les convenía a sus intereses manifestarlo. Así que ahora pueden presumir de ser muy institucionalistas, pero no son más que golpistas hipócritas y alevosos.

Para colmo, la violación constitucional que denuncian ahora no existe, puesto que la reelección no figura entre los temas que no pueden ser tratados vía enmienda sino sólo por la reforma. Así que tanto burumbumbún no tiene más objetivo que confundir a la ciudadanía, porque a ninguno de ellos les conviene que Horacio Cartes y Fernando Lugo estén habilitados a un segundo mandato, porque saben que ante estos políticos no tienen ninguna chance de llegar a las elecciones.

En el caso de los liberales Saguier y Wagner, la caradurez es aún mayor, ya que lo de Lugo fue su segunda violación a la Constitución. En 1999, ignoraron las disposiciones vigentes que exigían la convocatoria a elección de un nuevo presidente de la República y permitieron que Luis Ángel González Macchi sea confirmado en el cargo, de lo cual se beneficiaron luego con los ministerios de Relaciones Exteriores y Agricultura y Ganadería, respectivamente.

Commentarios

comentarios

Mira también

Covid-19: Salud reporta 74 fallecidos, 2.926 internados y 1.558 contagios

ASUNCIÓN.- El Ministerio de Salud confirmó este sábado 74 nuevos decesos a causa del Covid-19, …