En personas que estuvieron gravemente enfermas, incluso meses después, la función pulmonar seguía deteriorada e incluso con un peor abastecimiento de oxígeno del organismo.
Inicio / Mundo / Gran parte de los contagiados con coronavirus tienen secuelas a largo plazo

Gran parte de los contagiados con coronavirus tienen secuelas a largo plazo

MADRID. El coronavirus pasa factura, de una manera u otra, a los contagiados. Un nuevo estudio sugiere ahora que incluso aquellos que están oficialmente recuperados, con frecuencia no suelen estar sanos.

El dolor muscular, la fatiga y los trastornos mentales, como la ansiedad y la depresión, son las secuelas más comunes y a largo plazo después de una infección con SARS-CoV-2, dicen los investigadores de un estudio de cohorte publicado en la revista especializada Lancet.

Según los resultados de dicho estudio, alrededor de dos tercios de los pacientes siguen sufriendo uno o más síntomas seis meses después de haber superado la fase aguda de la enfermedad.

“Nuestro análisis muestra que la mayoría de los pacientes sobreviven después del alta del hospital con al menos algunas de las secuelas del virus y subraya la necesidad del seguimiento (del paciente) después del alta, especialmente para aquellos con infecciones graves”, dice Bin Cao, uno de los autores del estudio y subdirector del Centro Nacional de Investigación Clínica de Enfermedades Respiratorias.

Los científicos examinaron a 1.733 personas infectadas que fueron dadas de alta del Hospital Jin Yin-tan en la ciudad china de Wuhan entre el 7 de enero y el 29 de mayo de 2020. La edad promedio de los examinados fue de 57 años. El 52 por ciento fueron hombres y el 48 por ciento, mujeres. La mayoría de los enfermos (1.172 pacientes) dependían del suministro adicional de oxígeno.

Los pacientes fueron examinados de nuevo entre mediados de junio y principios de septiembre de 2020. Con la ayuda de cuestionarios, test de laboratorio y pruebas de resistencia, los científicos descubrieron que el 76 por ciento tenía al menos una secuela desde el principio de la enfermedad.

CANSANCIO Y DEBILIDAD

El 63 por ciento reportó cansancio o debilidad muscular, mientras que el 26 por ciento reportó dificultad para dormir y el 23 por ciento, ansiedad o depresión. Los investigadores notaron que las mujeres tenían más probabilidades de tener problemas de salud mental que los hombres.

Las pruebas de laboratorio también mostraron que el 13 por ciento de los pacientes, cuya función renal era normal durante la estancia en el hospital, esta disminuyó durante el seguimiento de atención al paciente.

En personas que estuvieron gravemente enfermas, incluso meses después, la función pulmonar seguía deteriorada e incluso con un peor abastecimiento de oxígeno del organismo. (Con información de Deutsche Welle)

Commentarios

comentarios

Mira también

Aumenta a 79 el número de víctimas por motines en cárceles en Ecuador

QUITO. Las muertes como consecuencia de los amotinamientos en cárceles de Ecuador sumaron 79, según …