miércoles , julio 15 2020
Inicio / Impreso / La Conmebol postergó la final entre River y Boca

La Conmebol postergó la final entre River y Boca

La CONMEBOL consideró que no había igualdad por el estado físico de algunos jugadores de Boca y decidió postergar el partido.

Muchas cosas han pasado en esta ya casi sexagenaria Copa Libertadores de América. Trágicas, cómicas y vergonzosas. Pero ninguna tan tragicómica y vergonzosa, todo al mismo tiempo, como esta final de 2018. Los actores principales y los partiquinos de esta gran fiesta deportiva, hicieron todo lo posible para embarrarla ya que tampoco se jugó ayer. La CONMEBOL programó una reunión para mañana.

ASUNCIÓN.- La Confederación Sudamericana decidió postergar el partido y fijó para mañana a las 10:00, en Luque,  junto con los presidentes de los dos clubes, una reunión para planificar el partido final, “que sí, se va a jugar”, aseguró Alejandro Domínguez, presidente de la matriz del fútbol sudamericano.

El mandamás de la CONMEBOL quiere “que el partido se juegue en igualdad de condiciones”. Por tanto, citó a los presidentes Daniel Angelici, de Boca,  y Rodolfo D’Onofrio, de River, para tomar parte de la reunión. Domínguez habló con la prensa sobre el tema, pero dejó claro que el parido debe jugarse, pero ante la desigualdad deportiva, resolvieron las sucesivas cancelaciones desde el sábado a la tarde hasta ayer, cerca de las 15:00. Y al concluir las tratativas, quedó claro que el partido se va a jugar “en condiciones de igualdad deportiva”.

No se mencionó, hasta ahora, ni la fecha ni el lugar del encuentro, teniendo presente que sobre la cancha de River pesa una clausura temporal de parte del gobierno argentino. En la reunión de mañana, todo quedará definido. O al menos así lo creemos y lo deseamos fervientemente.

RETROSPECTIVA

En Buenos Aires se lleva a cabo en estos días la reunión del G-20, una cumbe mundial de los países más poderosos del mundo. Y nos preguntamos ¿cómo una Policía que no pudo controlar una caravana deportiva podría otorgar seguridad a 20 presidentes de la República?

Era una tarea rutinaria de casi todos los domingos, de seis “Boca-River” que se juegan al año, pero justo metieron la pata en el partido más importante de toda la historia del fútbol mundial. No fueron capaces de controlar un grupo de hinchas de River que esperaban el bus de Boca, al que apedrearon, hiriendo a varios jugadores y destrozando el móvil, ante la pasividad o desidia de las “fuerzas del orden”.

Esto fue el sábado y como los irresponsables dirigentes de River metieron más gente que la que cabía en la cancha, el estadio fue clausurado. Pero además, la Confederación Sudamericana insistió hasta las 19:15 para que el encuentro se juegue, entre dos equipos en evidente disparidad de condiciones. Primó la cordura y el encuentro se pospuso 24 horas.

Ayer, la historia volvió a repetirse. Obviamente que los jugadores lesionados por el incidente no podían recuperarse. Ni física ni anímicamente. Sin embargo, la Conmebol a las 12 del mediodía anunció que se jugaba el partido. Dos horas después lo cancelaba.

Al tiro, Daniel Angelici salió a declarar ante la prensa que su club, Boca Juniors, pediría los puntos basándose en los reglamentos y que lo reclamaría ante la CONMEBOL en la reunión de mañana martes. Por su parte, Rodolfo D’Onofrio recordaba que el sábado, los dos presidentes junto con el de la CONMEBOL y ante la presencia del presidente de FIFA se habían comprometido a jugar el partido en la cancha de River y con público, cuando se decidiera hacerlo.

Commentarios

comentarios

Mira también

Duplicación de rutas 2 y 7: pagan US$ 798.000 por indemnización

CAAGUAZÚ.- Para avanzar con el proyecto de duplicación de las rutas 2 y 7, en …