Ana Estrada obtuvo un fallo histórico en Perú a favor de la muerte digna.
Inicio / Mundo / Peru: fallo judicial a favor de la muerte digna

Peru: fallo judicial a favor de la muerte digna

LIMA. Una decisión judicial calificada como histórica reconoce el derecho a la muerte digna de una mujer que padece una enfermedad incurable y progresiva que la tiene postrada en una cama la mayor parte del tiempo. Un hecho inédito en el país. Esta resolución judicial de despenalizar la eutanasia tiene un alcance para este caso específico, no se extiende como una norma general.

El fallo, adoptado por el magistrado Jorge Ramírez del Décimo Juzgado Constitucional, acepta el pedido de Ana Estrada, de 44 años, para tener el derecho de decidir cuándo morir y contar con asistencia para ello sin que quienes la ayuden incurran en un delito. “Hemos llegado a la meta”, dijo Ana luego de dictada la resolución judicial que le da el derecho a tener una muerte asistida cuando ella lo decida. El fallo del juez Ramírez, que puede ser apelado, ha abierto una polémica en el país.

Esta resolución judicial declara inaplicable para este caso el artículo del Código Penal que establece una pena de tres años para quien por pedido de otra persona la ayude a morir, lo que es definido como “homicidio piadoso”. El fallo ordena al Ministerio de Salud y a la Seguridad Social de Salud respetar y cumplir con los deseos de Ana cuando ella decida morir y darle la asistencia para “poner fin a su vida a través del procedimiento técnico de la eutanasia”. El juez señala que la Constitución reconoce el derecho a una vida digna, por lo cual por extensión todos también tienen derecho a una muerte digna. El magistrado indica que negarle ese derecho a Ana Estrada afectaría sus derechos a “la dignidad, autonomía, libre desarrollo” y a “no sufrir tratos crueles e inhumanos”.

Al conocer el fallo judicial a su favor, Ana Estrada señaló que esa resolución la hace sentirse libre al saber que puede tomar la decisión de morir cuando considere que por su enfermedad ya no puede tener una vida digna y que eso le permite vivir ahora sin miedo “Estoy sin palabras, muy emocionada. Para mí es un placer, una alegría enorme la que estoy sintiendo. Hemos llegado a la meta. Lo que siempre he tenido claro es que cuando llegara este momento, que ya llegó, yo iba a ser libre. Esa era la lucha por la que estaba peleando todo este tiempo”, fueron las primeras palabras de Ana luego de enterarse de la decisión judicial que reconoce su derecho a una muerte digna.

“La sentencia que ha dado el juez ha sido contundente, está ordenando que se respete mi voluntad. Siento que una gran puerta se ha abierto para mí. Me está diciendo: tú ahora eres dueña de tu cuerpo, de tus decisiones y de tu vida”, le declaró a la emisora RPP, hablando desde su casa con dificultad.

Ana Estrada ha tenido el apoyo de la Defensoría del Pueblo en la demanda que planteó, y que ha ganado. “Esta es una sentencia que rinde homenaje a la libertad y a la autonomía de la voluntad”, señaló el defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez.

Los ministerios de Salud y de Justicia, y la Seguridad Social de Salud, pueden apelar el fallo judicial. Si esta decisión fuera revocada, el asunto llegaría al Tribunal Constitucional para una decisión definitiva. (Con información de Página 12)

Commentarios

comentarios

Mira también

En Austria ya es obligatoria la vacunación contra el Covid

Para tratar de frenar la propagación de la enfermedad y pese a la oposición que …