Félix Miranda Gamarra, sacerdote.
Inicio / Impreso / Sacerdotes acusados por abuso intentan burlarse de la Justicia

Sacerdotes acusados por abuso intentan burlarse de la Justicia

Los hechos de abusos sexuales cometidos por sacerdotes siguen salpicando a la Iglesia Católica y en tal sentido, se aguardan definiciones de la Justicia en los casos que involucran a los curas Estanislao Arévalos Pedrozo y Félix Miranda Gamarra. En el proceso abierto a este último, la jueza Evelin Cabrera resolvió elevar la causa a juicio oral y público para noviembre próximo, mientras que Arévalos Pedrozo, condenado a seis años de cárcel, aguarda la definición de su caso, ya que apeló la sentencia. Con estas medidas, los curas buscan burlarse de la Justicia.

ASUNCIÓN.- La ministra de la Corte Suprema de Justicia, Alicia Pucheta, debe definir el caso que le involucra al sacerdote Estanislao Arévalos Pedrozo, condenado a seis años de prisión por un Tribunal , pero este apeló la sentencia, en un claro intento de desligarse del proceso. Desde el 20 de junio, el expediente se encuentra en manos de Pucheta, quien se está tomando el tiempo para expedirse sobre el caso.

En tanto, la magistrada Evelin Cabrera, resolvió elevar a juicio oral y público para noviembre próximo, la causa que se le sigue al sacerdote Félix Miranda, de 53 años, acusado de abusos contra un menor de edad. Ambos casos han tomado estado público, lo que causó el repudio de la ciudadanía, evidenciando que estos sacerdotes andaban por caminos no muy santos.

De no haberse revelado la denuncia, en forma independiente una de otra, estos casos pudieron haber quedado impunes, ya que los encausados intentaron por todos los medios, dejar sin efecto la reacción de los familiares de las víctimas. Incluso, ya estando bajo investigación fiscal y judicial, ambos religiosos, en todo momento pretendieron burlarse de la Justicia, como el caso de Arévalos Pedrozo, que sigue recurriendo a chicanas a modo de debilitar el proceso.

Este último fue condenado a seis años de cárcel al ser encontrado culpable por el abuso sexual de dos niños que asistían al catecismo en la parroquia Espíritu Santo de San Vicente, Asunción.

Según la carpeta fiscal, el acusado, tras ganarse la confianza de los menores, los sentaba en su regazo, les manoseaba los glúteos y los órganos genitales, los besaba y hacía que lo tocaran. Esto produjo el alejamiento de los chicos, que dejaron de asistir a la iglesia y al catecismo, refiere parte de la conclusión de la investigación.

Durante el juicio, las fiscalas Clara Ruiz y Cinthia Espínola, lograron comprobar que el cura de la Iglesia Católica, abusó en reiteradas ocasiones de sus víctimas en el año 2013, cuando los menores -de 12 y 13 años en aquel entonces- eran monaguillos y asistían a las clases de catecismo de la parroquia Divino Espíritu.

MIRANDA GAMARRA

Es otro de los sacerdotes acusados de supuestamente haber abusado de un menor. En este caso, la madre de un joven de 14 años, denunció que su hijo fue abusado sexualmente por Miranda cuando se desempeñaba como cura párroco en la parroquia San José Obrero, del distrito de Edelira, departamento de Itapúa.

En una ocasión, según la progenitora, su hijo le confesó lo que estaba ocurriendo, por lo que puso en conocimiento del tema al obispo, Javier Pistilli, quien resolvió trasladar al cura de Edelira, a la casa provincial de Asunción a fines del mes de setiembre del año pasado. El defensor del expárroco de Edelira, José Silva, había solicitado la nulidad del proceso porque “hay vicios; por ejemplo, se le imputó a mi defendido sin precisar día ni hora de cuándo ocurrió el hecho”, había dicho. Con estas referencias, tanto Arévalos Pedrozo como Miranda Gamarra, intentan desligarse de su responsabilidad, haciendo uso y abuso de las chicanas jurídicas.

Commentarios

comentarios

Mira también

Delincuentes intentan rescatar a su jefe de cárcel de PJC pero policías lo impiden

PEDRO JUAN CABALLERO. Narcotraficantes del Primer Comando Capital (PCC) esta madrugada atacaron el Departamento de …