Inicio / Mundo / Sputnik en falta: demoras, quejas y cancelaciones de la vacuna rusa atraviesan América Latina

Sputnik en falta: demoras, quejas y cancelaciones de la vacuna rusa atraviesan América Latina

MOSCÚ. Vladimir Putin planeó la distribución mundial de la vacuna Sputnik V por el laboratorio Gamaleya como una gran campaña de marketing y relaciones públicas para su país. Pero las cosas no parecen estar saliendo de la mejor manera por las dificultades y demoras que surgieron en la producción que han impedido cumplir con los plazos de los contratos y ya genera preocupación y cancelaciones en los países de América Latina.

De norte a Sur del continente americano son 9 los países que firmaron contratos con el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF, por su sigla en inglés), el organismo gubernamental encargado de comercializar la Sputnik V: Argentina, México, Guatemala, Nicaragua, Honduras, Bolivia, Venezuela, Paraguay y Guyana.

Seis de ellos han alzado su voz con quejas por las demoras. Otros dos también recibieron tarde y menos de las dosis prometidas, pero prefieren mantener el bajo perfil para no dañar su relación política con Moscú. Por todos estos problemas, otro país canceló el contrato que estaba por firmar cuando se dio cuenta de que los rusos no podrían cumplirlo.

No sólo está el problema general de las demoras de los envíos mucho más allá de los plazos establecidos en los contratos. La particularidad de la Sputnik V, la única vacuna contra el covid-19 que tiene dos componentes distintos que se deben aplicar en cada inoculación, agravó el problema. Es que la producción del componente 1 (con el vector viral Ad26) ha avanzado a una velocidad algo mayor que la del segundo (Ad5). Así, millones de personas que recibieron la primera dosis se encuentran a la espera de recibir la segunda, superados ampliamente los 21 días entre ambas que se habían programado en un comienzo e incluso los 3 meses de intervalo que se postularon luego como razonables cuando comenzaron las demoras.

Este es un repaso por los problemas que vienen sufriendo los diferentes países de Latinoamérica con la provisión de la Sputnik V.

EL CASO PARAGUAY

El gobierno de Mario Abdo Benítez es otro de los preocupados ante las demoras del RDIF en cumplir con las entregas de las Sputnik y, en especial, con que puedan completar su esquema de vacunación quienes ya se inocularon con la primera dosis.

Paraguay compró un millón de dosis de la vacuna rusa pero recibió sólo 380 mil, todas del primer componente, que ya fueron aplicadas hace meses.

En la primera semana de agosto unos 40 mil paraguayos deberían recibir su segunda dosis, pero no hay novedades sobre cuándo llegarán a Asunción.

Ante la falta de respuesta desde Moscú, el gobierno paraguayo comenzó a evaluar la posibilidad de combinar vacunas y dar una segunda dosis de otra fórmula o directamente recomenzar el esquema para todos aquellos que recibieron el primer componente.

“Paraguay ha incrementado su ritmo de vacunación, incluso superando a Argentina y Brasil, y debemos continuar con ese entusiasmo. Lo de Sputnik es más complejo, se está evaluando la intercambiabilidad con Pfizer o la posibilidad de reiniciar la vacunación para quienes recibieron el componente uno de la Sputnik V”, admitió esta semana el director del Programa Ampliado de Inmunizaciones, Héctor Castro. (Con información de Infobae).

 

Commentarios

comentarios

Mira también

Trump se negó a declarar ante la fiscalía de Nueva York que investiga a su empresa inmobiliaria

El ex presidente de Estados Unidos Donald Trump se negó a responder preguntas al comparecer …