sábado , octubre 24 2020
Inicio / Impreso / Tras desafuero, Zacarías Irún podría ser apresado

Tras desafuero, Zacarías Irún podría ser apresado

Javier Zacarías Irún.

Las cartas parecen estar echadas en contra de Javier Zacarías Irún en el Senado. El nuevo pedido de desafuero es porque la Fiscalía lo imputó por lesión de confianza en grado de instigador, y pidió su prisión preventiva. La misma mayoría que el jueves pasado aprobó una resolución que le “insta” a renunciar a su banca, aceptará sacarle los fueros, como ya lo hicieron en una ocasión anterior, incluso sin que hubiera aún una imputación en su contra. Su abogado, Ricardo Preda, dijo que temen por las arbitrariedades del Ministerio Público.

ASUNCIÓN.- El primer desafuero de Zacarías fue pedido por él mismo y tenía que ver con el caso de declaración falsa. Los senadores ni siquiera esperaron que haya una imputación y hasta decidieron sesionar de manera extraordinaria, durante el receso, para responder positivamente al pedido de la Justicia.

El jueves pasado, una mayoría bastante notoria aprobó la declaración que le pide al líder esteño que renuncie a su banca, presentada por otro imputado, Paraguayo Cubas, quien sin embargo no siente presión para hacer lo mismo. Y un día después, llegó a la cámara un nuevo pedido de desafuero en contra suya, esta vez por lesión de confianza en calidad de instigador.

Habida cuenta de lo ocurrido hasta ahora en la cámara, no hace falta pues un análisis muy profundo para imaginar cuál será el próximo capítulo de la historia. Así que podemos imaginar que nuevamente en este caso Zacarías quedará sin fueros.

Lo que llama la atención es que, al presentar la imputación, la Fiscalía también solicitó su prisión preventiva a pesar de que el delito del cual se le acusa no tiene una alta expectativa de pena, por lo que muy bien podría ser beneficiado con medidas sustitutivas, al igual que varios otros que están imputados por la misma causa y gozan de libertad sin ningún contratiempo.

El argumento utilizado por los investigadores es que la prisión preventiva sería a los efectos de evitar que Zacarías pudiera obstruir el trabajo de la Fiscalía, y justifican esto con un audio que apareció, en el que el senador habla con su exjefe de prensa pidiéndole que destruya varios documentos.

Esto no resiste un análisis serio, porque las causas para dictar prisión preventiva están bien especificadas en el Código Penal, y no se cumplen en este caso, en donde, para colmo, la imputación es solamente en calidad de instigador, lo que significa que no es el que cometió la lesión de confianza.

Puede ser que las investigaciones demuestren la responsabilidad de Zacarías Irún en todo lo que se le acusa; sin embargo, por lo menos hasta ahora se nota un inusitado interés del Ministerio Público por meterlo preso. Y de la mayoría del Senado, empecinado en sacarlo de la cámara. Si es porque puede ir a prisión, esto mismo ocurrió con el abdista Ulises Quintana, a quien nadie exigió que renuncie a su banca.

“NO TEMO A LA INVESTIGACIÓN SINO A DECISIONES DE LA FISCALÍA”

El abogado Ricardo Preda, defensor de Javier Zacarías Irún, criticó la nueva imputación en contra de su cliente, asegurando que la Fiscalía se basó en la declaración de un co-imputado, “que ni siquiera tiene obligación de decir la verdad”. Aseguró que ni él ni el senador temen a la investigación sino a las decisiones que pudiera tomar el Ministerio Público de manera arbitraria.

El profesional cuestionó duramente la decisión de la Fiscalía, de imputar a Zacarías en base a la declaración de una persona involucrada en el caso. Dijo que “si vamos a actuar con lo primero que dice una persona en su declaración indagatoria, a mí me da un poco de miedo; y yo no temo a una investigación, sino a las decisiones que tome la Fiscalía en base a lo que diga una persona que tiene un interés personal”.

Aunque sugirió que el magistrado de la causa debía haberse tomado su tiempo para analizar bien la situación, esto no ocurrió porque el pedido de desafuero ya fue planteado a la Presidencia del Senado.

“En Paraguay, en la práctica, es el juez quien actúa conforme a lo que pide la Fiscalía, cuando teóricamente debería revisar y evaluar si cumple con los requisitos mínimos para esa imputación”.

Otro punto que criticó Preda es que la Fiscalía solicita también la prisión preventiva del senador, a pesar de que el delito por el cual se le imputó no tiene una alta expectativa de cárcel, sino solamente de 45 meses, por lo que debiera ser beneficiado con medidas sustitutivas.

La nueva causa investiga un supuesto mal uso de fondos que debían ser utilizados para auspicios de la Municipalidad de Ciudad del Este, de los que habría dispuesto Zacarías beneficiando a medios y periodistas de su entorno.

“Hasta ahora, no tuve acceso al acta de imputación, pero estimo que algunos de los medios sí tienen, por lo que están publicando. Por lo que leí, la imputación se funda en lo que dice un co-imputado; es una persona que ni siquiera tiene el deber de decir la verdad”, manifestó Preda, refiriéndose a quien fuera jefe de prensa de la municipalidad, Juan Domingo Sanabria, también imputado en esta causa.

Insistió con que los investigadores deben basarse en pruebas antes de realizar una imputación, y no en la declaración de alguien que muy bien pudo no decir la verdad, puesto que no presta juramento para hacerlo. Sin embargo, como la justicia pidió el nuevo desafuero de su cliente, lo más probable es que también dé curso al pedido de la prisión preventiva en contra del legislador.

Commentarios

comentarios

Mira también

Mario Abdo se encuentra bien: “Los primeros estudios han sido satisfactorios”

ASUNCIÓN.- El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, destacó este viernes que el presidente de la …