Sábado , noviembre 17 2018
Inicio / Impreso / Cultura / La famosa estación ferroviaria

La famosa estación ferroviaria

Solo quedan vestigios de la fundación del pueblo de Patiño-Cué, se observa la exestación del ferrocarril.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

AREGUÁ, Dpto. Central.- En los primeros días del mes de marzo del año 1909, la famosa estación ferroviaria de Patiño-Cué, se vio colmada de comerciantes, inversionistas, terratenientes, extranjeros quienes llegaban a diario para observar las bondades propaladas por la prensa capitalina acerca del prometedor pueblo a fundarse próximamente.

Al cabo de algunas semanas de febril actividad, la cuadrícula estaba completamente terminada. Mientras tanto en Asunción se organizaba meticulosamente el acto protocolar para la inauguración. La elección del padrino de honor del acto inaugural el joven ministro de interior del gobierno de don Emiliano González Navero, don Adolfo Riquelme, como madrina de honor la señora Amelia. E de Cálcena, la afable esposa del doctor Carlos Cálcena, protagonista central del emprendimiento; quien luego transferiría sus derechos a la sociedad anónima “La Colonizadora”. El sacerdote Isidro Gavilán es el escogido para realizar la misa de acción de gracias y la popular bendición del nuevo proyecto urbanístico. Previsto todos los detalles, sólo restaba esperar la llegada del ansiado día domingo 4 de abril de1909.

La estación central del ferrocarril  Carlos Antonio López es el lugar convenido donde debían encontrarse los principales protagonistas del visionario emprendimiento liderados por el doctor Carlos Cálcena. Impecablemente vestidos para la ocasión, se encontraban allí el señor Vasconsellos,  agrimensor, el señor Misch, rematador público, el señor Herib Campos Cervera padre, invitado de honor, la señora Kendall, propietaria de las tierras en venta, el sacerdote Isidro Gavilán y los anfitriones, el matrimonio Cálcena. Después de los saludos de rigor se dirigen al hall central del edificio ferroviario para aguardar allí al padrino de honor don Adolfo Riquelme, que al cabo de algunos instantes se hace presente en el lugar, despertando el gozo de quienes lo aguardaban respetuosamente.

Commentarios

comentarios

Mira también

Inician última etapa de conferencias

ASUNCIÓN.- La Orquesta Sinfónica Nacional (OSN) continúa con la tercera y última etapa de su …