Miércoles , noviembre 14 2018
Inicio / Impreso / Economia / Manifestantes violaron derechos de terceros para exigir respeto a los suyos

Manifestantes violaron derechos de terceros para exigir respeto a los suyos

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

ASUNCIÓN.- Una veintena de colectivos de larga y media distancia se concentraron ayer desde bien temprano en Fernando de la Mora para ingresar a Asunción por la avenida Eusebio Ayala. Otro grupo hizo lo propio por la avenida Mariscal López. Esto bloqueó de inmediato la intersección San Martín. Era el preludio de lo que se desataría más tarde con la movilización de los cooperativistas que rechazan el pago del IVA.

El punto de encuentro fue la Catedral Metropolitana de Asunción, desde donde marcharon rumbo a la Secretaría de Tributación, posteriormente hasta el Congreso Nacional y por último al Palacio de Justicia. El tránsito por el microcentro estuvo totalmente parado.

Para llevar adelante la manifestación, los cooperativistas declararon asueto y no atendieron a sus socios ayer viernes.

La ciudadanía que salió de sus casas –como es habitual- camino a sus quehaceres se vio violentada en sus derechos de libre tránsito. Los cooperativistas no respetaron esos derechos constitucionales, pero exigieron que se respeten los suyos.

Quedó en el inconsciente aquella frase “la calle es de la Policía” de la época del dictador y con algunos ajustes se lo volvió a utilizar. Las cámaras de televisión captaron el preciso instante en que una señora exigía que le abran paso y la respuesta de un manifestante fue: “la calle ahora es nuestra”. La persona se vio rebasada de inmediato por otros manifestantes que ya arriesgaban su integridad física.

No paró ahí; minutos después de una sentata frente a las oficinas de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), otra señora con un bebé en un carrito pidió que la dejaran pasar y de nuevo un grupo de manifestantes con gritos e improperios impedían que siga su camino.

La mujer insistió e intentaba explicar que llevaba a su bebé al médico, y como respuesta uno de los manifestantes, un valiente caballero, exigió que descubra el carrito para verificar si realmente era un bebé lo estaba transportando. Los minutos de humillación no cesaban.

Los manifestantes llegaron hasta el centro por diversas vías, todo fue bien planificado con alevosía justamente para provocar un caos y parar totalmente la actividad en el microcentro.

Todas las calles de acceso al microcentro fueron bloqueadas. La frase “somos ahora dueños de la calle” describía la actitud de violencia con la que ingresaron. Prepotencia; quejas de terceros que eran respondidas con gritos y burlas. Aseguraron que seguirán con las mismas manifestaciones durante toda la siguiente semana.

Reclamaban sus derechos violando los de terceros; un verdadero bochorno.

Commentarios

comentarios

Mira también

“El presidente recibió un Ferrari y lo convirtió en Escarabajo

El apoderado de la Asociación Nacional Republicana (ANR), Dr. Eduardo González, consultado sobre los 100 …