Inicio / Impreso / Vinculan a Pérez Corradi con empresas importadoras árabes

Vinculan a Pérez Corradi con empresas importadoras árabes

El argentino Ibar Pérez Corradi quedó fuertemente vinculado a unas empresas importadoras árabes, luego de una investigación realizada por la Agencia Federal de Inteligencia de Argentina (AFI) que identificó a un clan de origen árabe que opera en la Triple Frontera y que sería financista del hoy preso en Paraguay. Los investigadores lograron identificar además a otros integrantes del esquema, quienes participaban en calidad de socios. Las drogas eran transportadas como suplementos nutricionales, con el emblema de las firmas importadoras.

 Ibar Pérez Corradi, requerido por homicidio, tráfico de drogas y otros en la Argentina.
Ibar Pérez Corradi, requerido por homicidio, tráfico de drogas y otros en la Argentina.

CIUDAD DEL ESTE.- El esquema funciona a cargo de los hermanos José Mohamad Khalife y Armando Abdallah Khalife, dueños de la firma MK Import Export de Ciudad del Este.

El diario La Nación de Argentina publicó que Pérez Corradi y su socio chino habrían armado una pantalla en la que aparecían como proveedores de suplementos dietarios y anabólicos para gimnasios del sur de Paraguay. La misma fachada utilizaba en la Argentina para traficar efedrina.

Se trata también de la misma cobertura que empleaba cuando mandó la encomienda a los Estados Unidos con al menos 60 pastillas de oxicodona, decomisadas durante un procedimiento policial.

Los datos de la investigación revelaron que un empresario de nombre Chen Chun Chao (chino), fue quien hospedó a Ibar Pérez Corradi en el barrio cerrado Paraná Country Club, situado en Hernandarias, departamento de Alto Paraná, donde inclusive se habría montado un laboratorio de procesamiento de la droga.

Allí, un fuerte operativo se había desplegado en febrero del 2016 en busca de Pérez Corradi, sin embargo, los resultados fueron infructuosos.

Expresa La Nación que la Agencia Federal descubrió que el chino era el financista directo, quien se encargaba de comprar desde Asia los precursores químicos como la efedrina, que a su vez ingresaban al Paraguay a través de la importadora MK Import Export, y finalmente el criminal argentino “cocinaba” el producto en su laboratorio. Otros de los vinculados al argentino es un empresario identificado como José Antonio Lemes, también de nacionalidad argentina

La AFI determinó además que Lemes era propietario de dos hoteles en Puerto Iguazú, “Palo Rosa Logde”, y “Apart Hotel Raíces”, y de una galería comercial en donde se encuentra un local denominado “Vinoteca Gran Iguazú”, propiedad de Chen Chun Chao, explica el diario argentino. Agrega, que con el paso de los días, se sumó un tercer personaje a la trama: Carlos Víctor Rojas, quien habría participado del esquema en calidad de propietario de dos máquinas troqueladoras.

PROCEDIMIENTO EN PARAGUAY

Según los antecedentes, en el año 2013, un cargamento de 3.800 kilos de suplementos nutricionales fue retenido en Aduanas del aeropuerto Silvio Pettirossi. En la oportunidad las empresas importadoras fueron identificadas como MK Import Export y Thompson SA, ambas con manejo supuestamente irregular.

Commentarios

comentarios

Mira también

Fiscalía analiza abrir investigación contra Velázquez y Duarte

ASUNCIÓN.- La Fiscalía dispuso el análisis técnico y jurídico en el caso del vicepresidente, Hugo …