Miércoles , noviembre 21 2018
Inicio / Editorial / Cantos de Sirena

Cantos de Sirena

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Halemos claro. El impuestazo al tabaco es una vendetta política. Lo denunció sin pelos en la lengua, el titular de la Unión de Tabacaleras, José Ortiz. “Quieren joderle el negocio a Cartes”, sentenció. La “jugada” se perpetró en su momento con la cooperación de la entonces “disidencia colorada”. En ese tiempo, la decisión de los mismos era poner palos a la rueda para “hacerse sentir” con el gobierno de HC.

Las cosas cambiaron radicalmente ahora. Se hicieron las elecciones internas primero y ganaron -en buena lid- los Añetete. Desde el primer instante entonces, HC en un gesto que lo enaltece -y su actitud fue destacada por el mismo Marito, quien incluso se sorprendió por ello- se puso decididamente, sin condicionamientos, al lado de los ganadores. Para él terminó la interna y lo demostró en las nacionales, donde el aporte de su gente, fue vital para la victoria. Así sin medias tintas ni jugarretas políticas.

Y sigue en la misma tesitura. Hace un par de días reunió a todos los miembros de su movimiento que resultaron electos -que son mayoría absoluta- y les pidió encarecidamente no poner palos a la rueda del futuro gobierno, como él sufrió.

Está bien definido entonces el tema por parte de HC y sus seguidores.

Da la impresión de que no es así en el campo de los Añetete. Llamó la atención la actitud de algunos -no todos- los legisladores de esta fracción que votaron en el Senado a favor de mantener el impuestazo al tabaco, a sabiendas que es una vendetta política y que la historia de la mayor inversión en salud, etc, no deja de ser un pretexto urdido solamente para “hacer amable” el tema ante los ojos de la gente.

Y aquí entra en escena un nunca bien ponderado primer actor de la política paraguaya. “Don Acero” y su famoso diario, el de las campañas falaces que buscan solamente llevar más agua (plata) para su molino (empresas).

Hace bastante tiempo que está embarcado en una campaña para sembrar cizaña entre los Añeteté y los de HC. A los primeros le recuerda en todo momento que deben tener la “ética” de seguir obrando -y votando sobre todo-  como cuando eran miembros del “Grupete”, donde seguían a ciegas las órdenes de Desirée. Por supuesto, sobre quienes osan apartarse del camino indicado, caen todas las iras de los dioses del Olimpo, amenazándolos con convertirse pocos menos que en leprosos de la política.

El “apriete” siempre le da resultados aunque cada vez menos. Así, marcó la agenda de sucesivos gobiernos, legisladores, políticos, hasta de la Iglesia.

Ahora, lo está intentando de nuevo. Marcar las pautas. Y algunos incautos ya cayeron. Imagínese el lector lo difícil que le será a Marito gobernar el país si tiene en contra a todas las huestes de HC. Sería terrible. “Acero” está buscando eso. Ser nuevamente el gran árbitro y de paso vender muchos diarios que en el fondo ganar plata es lo único que le interesa. El patriotismo se lo pasa “por el sitio donde más pecó”, según las malas lenguas.

Está centrado en el tema “impuestazo” en Diputados. Ayer, publicó en tapa que los Añetete “mantendrán su voto original”.  Si el tema resulta adverso para HC, éste deberá hacer acopio de toda su paciencia para dejar pasar el asunto.

En fin, ABC obra como los cantos de sirena. Hace escuchar una dulce melodía que arrastra a los marinos (en este caso a los políticos) hacia las rocas para…estrellarse.

Commentarios

comentarios

Mira también

Del discurso, a los hechos

Después de escuchar atentamente el discurso del presidente paraguayo en la última Cumbre Iberoamericana, nadie …