Sábado , septiembre 23 2017
Inicio / Editorial / CDE, el Ave Fénix

CDE, el Ave Fénix

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Quizás la comparación sea un tanto exagerada. Casi como el Ave Fénix. Resurgiendo de las cenizas una y otra vez. No se llegó a tanto en realidad, pero se vivieron momentos muy difíciles, donde los de voluntad débil se sintieron abatidos y pensando que ya no había posibilidad alguna de resurgimiento. Pero no.  Las cosas se están recomponiendo y volvió el optimismo, aunque es hora de hacer bien las cosas, para cimentar el futuro y no tener que soportar nuevas crisis que desalienten el progreso.

Nos referimos al pasado y al presente de la capital del Alto Paraná. Ciudad del Este, una ciudad emblemática para los paraguayos, para el comercio, para la referencia mundial de nuestro país,  aunque muchas veces estigmatizada por culpa de unos cuantos malvivientes, pero siempre a la cabeza de los negocios y el progreso en la región y como ejemplo se podría mencionar la reciente habilitación del nuevo Shopping “París”, posiblemente algo único en Sudamérica, que requirió una multimillonaria inversión y que presenta atractivos espectaculares, como las salas de exposiciones en tres “D”, donde uno directamente pone un pié en el futuro cercano.

En la bonanza actual de CDE se conjuga también un elemento único: La emergencia de Donald Trump en los Estados Unidos, y su política de correr a todo lo extranjero, lo que está incrementando notablemente el turismo hacia las Tres Fronteras, de acuerdo a estudios serios de organismos oficiales. Por supuesto la capital altoparanaense, es el costado paraguayo de esta suerte de diáspora económica.

Todos los que iban a comprar a Miami, un centro internacional en la materia o a Nueva York, decía la información al respecto, están viniendo ahora a la región a realizar sus compras.

Espectacular. Nada más bienvenido, son volúmenes de comercio sumamente importantes que oxigenarán extraordinariamente el ambiente de negocios en la frontera.

La experiencia de anemia comercial del pasado debe servir de incentivo para aprovechar la oportunidad, pero por sobre todo para hacer bien las cosas.

Nada de falsificaciones, nada de evasiones,  de contrabando y demás. Llegó el tiempo de legalizarse. De construir el país. El gobierno está de pié al lado de las fuerzas vivas de la zona.

Y un poco en broma y otro poco en serio decir…¡Gracias Mr. Trump!, siga así…

Commentarios

comentarios

Mira también

El “hombre cohete” y Donald Trump

El presidente de los Estados Unidos debutó ayer ante la 72 Asamblea General de la …