Jueves , noviembre 15 2018
Inicio / Editorial / Decisión correcta

Decisión correcta

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

En el fragor de la batalla política se dijeron -y se hicieron- muchas cosas, especialmente con la operación del “Grupete” en el Senado, donde se torpedearon proyectos muy importantes del gobierno, pero ya todo forma parte ahora de la anécdota preelectoral, es otro tiempo, la nueva administración está dando sus primeros pasos, en algunos casos bien, en otros no tanto, sobre todo en cuanto a nombramientos,  pero todo se verá después cuando avance la gestión gubernativa.

Algo realmente tranquilizador y que habla bien de las nuevas autoridades es el nombramiento del ex titular del IPS, Benigno López, ahora al frente del Ministerio de Hacienda. Hombre ecuánime ,disciplinado, que se anda sin ambages, que lo primero que hizo fue tomar todo lo bueno de la gestión de los hombres del gobierno anterior en esta Secretaría de Estado, le dio incluso una digna despedida a la anterior titular, Lea Giménez, y desechó lo malo y empezó a andar cuanto antes.

Así, el presupuesto 2019 ya está en manos del Parlamento y empezará el habitual tira y afloje  con los senadores y diputados que como siempre querrán atender los pedidos de sus “clientes”, sin entender que el dinero así no alcanza y ahora hay topes impuestos por los organismos internacionales y porque así lo aconsejan las reglas del buen administrador. Poco a poco, a la vista de que la atención ciudadana cada día está más encima de ellos, quizás vayan entrando en razones y así se allanen a la tarea sin interferencias que no están en absoluto justificadas, como quedo dicho.

En ese tren de cosas, un tema que preocupaba y que debía resolverse con la premura del caso era el del Metrobús. Precisamente en la fecha culminaba el preaviso dado por la contratista Motta-Engill para la paralización definitiva de los trabajos, debido a reclamos de incumplimiento contractual.

El tema estaba  generando zozobra por todo lo que ello significaba, hasta que en la jornada de ayer, al caer la tarde del domingo, se anunció la firma de un convenio entre el Estado y la contratista para la prosecución de los trabajos.

El hecho no puede sino constituirse en una excelente noticia dado que se trata de un emprendimiento fundamental.  No podía ser que primara el bien particular sobre el bien común de una masa de paraguayos que inexplicablemente seguía callada ante los constantes -como infundados- ataques que sufría la obra.

Ataques -hay que decirlo- justificados solamente en un aspecto. El atraso en los trabajos que dio lugar a múltiples contratiempos. Pero nada más.

Los contantes reclamos provienen de los famosos “frentistas”, que acicateados por ABC lo único que quieren es extorsionar al Estado lo que más puedan para sacar dinero de la “oportunidad”, sin que les importe absolutamente nada de todo lo que está detrás.

ABC está en contra del proyecto porque su finado director quería meter un proyecto de tren elevado cuyo principal accionista sería él mismo, como ocurrió en otras ocasiones.

Mala dupla. El director ávido, capaz de patear cualquier proyecto por importante que sea para el pueblo, con tal de ganar más dinero e inescrupulosos comerciantes que buscan una buena “tajada” y nada más.

Menos mal, todo ello se ha superado ahora. Y quizás por el momento, porque los peligros que acechan siguen existiendo sobre todo la posición bastarda de ABC, que seguirá entorpeciéndolo todo.

El nuevo gobierno no debe ceder, no debe hesitar un  segundo más, en proseguir los trabajos hasta que concluya una obra emblemática que servirá a cientos de miles de paraguayos.

Commentarios

comentarios

Mira también

Consejos, antes que diatribas

Primero asombro. Luego preocupación, ¿qué estaba pasando? Nadie se lo explicaba. La inquina del presidente …