lunes , julio 15 2019
Inicio / Editorial / “Desfile” de Espectros

“Desfile” de Espectros

Como si no nos bastara con los sinvergüenzas criollos estábamos- y estamos-llenos de bandidos brasileños que operan en la frontera seca como Pedro por su casa, protegidos por las dos fronteras y la terrible corrupción –hay que decirlo- imperante en la zona.

Por lo que se ve era- y es aún- una práctica extendida en toda la extensa línea fronteriza con el vecino país que alberga a lacras notables en el mundo de la mafia de las drogas, especialmente, los mismísimos barones, a juzgar por los que recientemente fueron detenidos.

En el mundo de la mafia, los “sucesores” surgen más rápido que en la política (lo cual es mucho decir), según se puede ver en un rápido recuento. Muchas veces, la mayoría en realidad, ellos mismos “precipitan” su asunción al poder.

Rafaat fue acribillado a mediados de 2016, el mundo lo vio espantado, aquella camioneta que dejaron hecha un colador en pleno centro de Pedro Juan, utilizando hasta  un arma antiaérea, para no fallar en el encargo. Jarvis Chimenes Pavão fue extraditado a fines del año siguiente, luego de idas y venidas y de que salieran a luz las escandalosas “comodidades” que tenía en su celda de Tacumbú.

La ciudadanía volvió a estremecerse de horror al cabo de cierto tiempo cuando saltó la noticia del incalificable crimen de Marcelo Pinheiro, alias “Piloto”,  quien asestó 16 puñaladas a la joven de 18 años, Lidia Meza Burgos, en las narices de la policía, nada menos que en la Agrupación Especializada.

Así van pasando en diabólica sucesión.

Hace poco saltó a la palestra el nombre de Sergio de Arruda Quintiliano Netto, de 32 años, con un alias de por si estremecedor, “Minotauro”, quien había heredado el trono de capo de la familia de las drogas del PCC, en la frontera paraguayo-brasileña. Acorralado, puso pies en polvorosa y recaló en un lujoso departamento de Camboriú, donde finalmente lo detuvo la federal de su país.

Para cerrar este desfile de espectros apareció uno, nuevito, también con credenciales de capo narco, que fue detenido e incluso extraditado al Brasil rápidamente.

Se trata de  Thiago Ximenes, alias Matrix, líder del Primer Comando Capital (PCC), quien fue detenido por agentes policiales en Villa Ygatimí, Departamento de Canindeyú. Se había fugado de la Agrupación Especializada junto con otro miembro de la banda que fue abatido hace unos días.

A la vista del tremendo “currículum” de estos asesinos, uno no puede más que aprobar la política del gobierno de expulsarlos-extraditarlos, como sea,  cuanto antes a su país, de modo a que sepan que el “refugio paraguayo”, dejó  de ser seguro y salgamos de una vez por todas de la crónica roja mundial.

Abdo y Bolsonaro refirmaron este compromiso de lucha contra el crimen organizado en su reciente encuentro en Brasilia. El ultraderechista parece estar decidido a dar una dura lección a los “criminosos” de su país.

Y nosotros vigilar mejor nuestras fronteras. Echar a patadas a autoridades corruptas que propician esta infame “integración”.

A ver si no logramos hacer un mundo mejor, suprimiendo a estas fieras, que deshonran su propia condición humana.

Commentarios

comentarios

Mira también

Pará na… el dengue

Todo original. Desde el nombre, que juega con  la denominación del Departamento. Pará na…obviamente como …