Domingo , septiembre 23 2018
Inicio / Editorial / Dos grandes estafadores

Dos grandes estafadores

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

“Fantasmas y extranjeros firmaron por enmienda”, fue ayer el título principal de la portada de ABC color. “Cartistas presentaron planillas fraudulentas”, el de Ultima Hora, el cual además le destinó a esta cuestión un total de 13 artículos, más dos columnas de opinión y, por si eso fuera poco, el editorial de la fecha. También fue el monotema en las radios cardinal y monumental, así como de gran parte de los espacios en los noticieros de Telefuturo, Red Guaraní y La Tele. Cualquiera diría que estamos ante una “fenomenal estafa” , que echa por tierra las 366.000 firmas recolectadas por la ANR para solicitar el cambio de la Constitución Nacional a los fines de instituir la reelección, como sostienen quienes se oponen a dicha iniciativa. Y efectivamente asistimos a un gigantesco fraude, pero no el que denuncian estos medios de prensa, sino el que ellos estan perpetrando con total premeditación y alevosavía, lo que resulta de fácil demostración.

De corresponderse con la realidad, los titulares de la víspera, que seguramente se repiten hoy y se mantendrán en cartelera por varios días, le provocarían un golpe letal al Partido Colorado, liquidarían de un plumazo toda intención de habilitar la postulación de un expresidente por segunda vez e, incluso, hasta haría tambalear al propio gobierno. Pero nada de eso ducede, por la simple razón de que no son otra cosa más que fuegos de artificio.

En efecto, quienes se toman el árduo trabajo de leer todas las publicaciones que versan sobre la materia, podrán comprobar que éstas se asientan en tan pocos casos que pueden señalarse con nombres y apellidos. Una persona que había fallecido 48 años atrás, otra hace 11, una ciudadana chilena que no se halla inscripta en el padrón electoral y algunas duplicaciones. A lo sumo, una docena de irregularidades, sobre… ¡366.000 firmas!, que equivalen  al 0,003% del universo de suscriptores.

Suponiendo que las irregularidades no fueran solo 12, ni 120, sino 1.200, las inscripcciones no válidas ascenderían a tan solo el 0,3%, manteniéndose como válidas nada menos que 352.800 firmas, o sea, el 99,7% de los nombres que contienen las planillas, disponibles en las páginas web de la ANR y el TSJE.

Ahora bien, si los medios de “Don” Acero y “Don” Antonio generalizaran el “riguroso” criterio de juzgamientoy lo aplicaran a otros eventos, por ejemplo las elecciones internas de los partidos, las municipales y presidenciales, todas, absolutamente todas, desde 1989 a esta parte, sería nulas, pués en ellas, sin excepción, las irregularidades superaron el 0,003% y también el 0,3%, aunque, claro está, el Código Electoral Paraguayo no es delirante y, en su artículo 308, establece que para declarar la nulidad, los hechos comprobados deberán afectar al 20% de los sufragios.

Lo que pasa con estos grupos mediáticos es que sufrieron una dura derrota al ser tantas las firmas de ciudadanos que reclaman su derecho a ser consultados sobre un tema de singular importancia, como es la reelección, entonces tratan de restarle veracidad para recuperar un poco de oxigeno.

Con ello, sin embargo, no hacen más que actuar como los torpes que pretenden tapar el sol con la mano. Y así como las pocas irregularidades detectadas en las planillas de firmas tienen nombre y apellido, también lo tienen quienes quieren estafar a la opinión pública a través de sus respectivos medios: Antonio J. Vierci y Aldo Zucolillo.

Commentarios

comentarios

Mira también

Por mal camino

Lo que se logró durante el gobierno del presidente Horacio Cartes no fue casualidad. Antes …