jueves , abril 2 2020
Inicio / La visión de ADN / “Duele decirlo”, pero son cretinos

“Duele decirlo”, pero son cretinos

El economista Pablo Herken, en un breve, pero agudo análisis sobre el desempeño de nuestra economía, calificó de “cretinos” e “ignorantes” a los senadores que vienen boicoteando la emisión de bonos soberanos desde noviembre del año pasado y éstos, a la hora de responderle, no hicieron otra cosa más que confirmarlo. La primera en pegar el grito al cielo, como siempre, fue Desirée Masi, tratándolo de “histérico”, “mal educado” y… “chupamedias del cartismo”. A ella le siguió Enrique Bacchetta, citado por Herken como uno de los que desconoce la naturaleza del instrumento financiero, quien, siguiendo la tónica de su colega, le acusó de ser “uno más de los que entró en la nómina del mundo Cartes”. Y a su turno, Blanca Ovelar se lamentó por el calificativo dado por el profesional, limitándose a cuestionar el endeudamiento público a través de dicho mecanismo, pero sin argumentar el porqué, ni mucho menos proponer alguna alternativa superadora.

El economista había señalado que los indicadores macroeconómicos o “técnicos”, como él denomina, son buenos y que a éstos se sumó al inicio de este año el aumento de las importaciones, pero advirtió que estos logros podrían echarse a perder por el accionar político de sectores opuestos al gobierno, especialmente de la disidencia de la ANR, a los que responsabilizó de obstruir su aprobación en el Congreso, así como el boicotear su colocación en el mercado internacional, definiendo tales hechos como una “traición a la Patria”.

Quienes siguieron el tema seguramente habrán esperado alguna respuesta medianamente razonable, un intento mínimamente serio por rebatir tales afirmaciones. Pero nada. Ni sobre el crecimiento de la economía, ni del aumento de las exportaciones, ni de las importaciones, ni del control inflacionario, ni del récord en reservas internacionales. ¿Y sobre los bonos? Lo mismo que dijeron para dilatar su tratamiento en comisión: Que el Ejecutivo debe informar a qué destinará dichos fondos, cuando eso ya fue explicitado debidamente en el Presupuesto General de la Nación que ellos mutilaron en diciembre pasado, redujendo el monto de la emisión a casi el 50%.

La verdad es que utilizaron el Presupuesto y, en especial, los bonos, como un arma política para sabotear las acciones del gobierno, para hacerlo fracasar, probablemente sin tener la menor conciencia de que eso hundiría a todo el país, lo cual le da a la razón a Herken, al tratarlos de analfabetos en economía.

Por cierto, la presidente de la Comisión de Hacienda del Senado, que está al frente de esta cruzada anti bonos, o mejor, anti paraguaya, es la médica Desirée Masi, quien repitiendo como cotorra lo que dice ABC Color, sataniza la utilización de dicho instrumento para el pago de deuda pública. Sin embargo, uno de los espejos en los que se mira, el Uruguay, gobernado por el centroizquierdista Frente Amplio, el año pasado emitió 1.147 millones de dólares, utilizando una parte para cancelaro amortizar deudas. Y lo mismo hizo en el 2015, por alrededor de 2.000 millones de dólares, y en el 2014, hasta llegar incluso al periodo del presidente José “Pepe” Mujica.

En efecto, en diciembre del 2011 se impulsó en Uruguay la primera operación de este tipo. El diario El País traía a colación el hecho en su edición del miércoles 11 de junio del 2014, recordando que en aquel entonces, “el gobierno de Mujica emitió bonos con vencimiento en el 2028 por el equivalente a US$ 1.999 millones y logró recomprar deuda por US$ 1.725 millones”.

Y no solo Uruguay. Lo hizo Brasil desde Lula en adelante, Perú, Chile. Hace todo el mundo, porque se trata de una vía para obtener recursos frescos y sin ataduras como las que imponen organismos multilaterales;  pero acá, por montos muy inferiores, montan un escándalo con fines estrictamente políticos, pero que podría tener un impacto nefasto en la economía y en el bolsillo de todos los paraguayos.

La conclusión es obvia, aunque a Masi, Bacchetta y Ovelar les disguste: “Duele decirlo”…, pero son cretinos.

Commentarios

comentarios

Mira también

Nunca es tarde

Fue en una conversación casual entre amigos, en estos días calurosos de finde. Por supuesto …