Miércoles , septiembre 19 2018
Inicio / Editorial / El huevo de la serpiente…

El huevo de la serpiente…

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Perdido por perdido. Que se vaya todo al diablo. A sacudir el arbolito, que se vaya todo a la p…, que se arme el k…del siglo, qué más da…

Podríamos equivocarnos por milímetros, pero es casi seguro que esto es lo que estarían pensando estos señores…

Claro. Usted adivinó. Nos referimos a los grandes “popes” de las cooperativas que ordenaron el gran desbarajuste de los últimos días. Todo el prestigio de estas entidades, siempre tan atildadas, se fue al tacho. Se tiró todo por la borda. Sin clase.  Despertando la ira ciudadana como nunca. Pero a ellos…psstt…les dio por las alturas. Que pase lo que pase…total.

Por qué tanta “pálida” como dirían nuestros hermanos argentinos. ¿Cómo que se acabó el negocio? Las cooperativas seguirán operando, claro. ¿Y entonces?…se acabaron los negocios turbios…ése y no otro, es el trasfondo de tanto disparate.

Todo el mundo lo comentaba entre dientes, pero como era un asunto demasiado delicado, preferían callarlo. Lo anotamos ahora con todas las letras: La mayoría de las cooperativas, incluso las más grandes, están manejadas, prácticamente desde su creación, hace dos décadas en algunos casos, por “roscas” corruptas, que se turnan en los cargos, cotos de caza cerrados,donde no entra nadie, y están los mismos de siempre cometiendo todo tipo de tropelías.

Por milagro y por la enorme cantidad de dinero que manejan, aun no sucumbió alguna de estas entidades, ya que estos señores son dueños y señores de los cargos en las directivas, y nadie puede batirlos en asambleas, porque tienen todo bajo control. Como en la época de Stroessner.

Para que se entienda mejor. El grupo va rotando en los cargos, en un periodo uno de ellos, es titular del Consejo de Administración…cuando concluye su mandato, pasa a la Junta de Vigilancia y sube otro del grupo, posteriormentevuelve a subir el que estuvo antes y asísucesivamente en untiovivo infernal que maneja los números a su antojo.Sehabla de préstamos sobre préstamos sinque se hayan pagado otros, bicicleteo salvaje del dinero de los socios, etc.  Como siempre queda algún “excedente” que repartir, la gente aguanta…

Pero eseparaíso está por terminar. Y no tienen argumentos para destruirlo. Entonces están queriendo crear el caos por si las moscas se que de todo como está. Resulta que entrará a regir el sistema D-Hondt  próximamente loque los obligará a meter proporcionalmente “contreras” de otras listas, dentro de su círculo cerrado y entonces las consecuencias podrían ser desastrosas.

Sin duda, el fin de los buenos tiempos.

Si su odiosa manifestación en la que incluso “alquilaron” a campesinos, sirvió para que la ciudadanía abra los ojos ante esta realidad, pues en hora buena. Que sigan protestando…

Commentarios

comentarios

Mira también

Para las mayorías también rige la ley

Cualquiera que maneje mínimamente conceptos políticos sabe que el sistema republicano se basa, entre otras …