jueves , noviembre 21 2019
Inicio / Editorial / ¡Hasta mediados de junio!

¡Hasta mediados de junio!

La situación de por si ya está sumamente complicada, por no decir desesperante y ahora surge una noticia de lo más desalentadora presentada como conclusión del Primer Foro Nacional de Perspectivas Hidroclimáticas, por lo cual se presume sumamente seria: El río seguirá subiendo hasta mediados del mes entrante.  En otras palabras, ¡otros 15 días de crecida! en un momento en que la situación es de desastre en muchos puntos críticos de los poblados ribereños, que están prácticamente desapareciendo cubiertos por la riada.

Si bien la información se completa indicando que luego de ese plazo las aguas comenzarán a bajar lentamente y se presume que hasta Agosto estarán calmas, dando un respiro a los damnificados que ahora están perdiéndolo todo.

A la falta de refugios, que todos están sobresaturados, ya que la emergencia está siendo mucho mayor de la que se esperaba, se suma ahora el problema de la afectación de barrios de la clase media, como por ejemplo en Sajonia, donde están siendo desplazadas familias más pudientes que tienen muchos bienes y enseres, que son  aún más difíciles de poner a salvo de las aguas.

Sin duda alguna la magnitud del problema supera al gobierno, que dicho sea de paso está aquejado de otros males como la difícil situación económica, “no hay más ni plásticos para recoger en las calles”, decía un “reciclador”, quien además comentó que cada día salía más gente a vender frutas en las esquinas y también como contrapartida, cada vez hay menos automovilistas compradores.

El ramalazo económico aún está en desarrollo y se jugará una batalla importante en el Congreso de la Nación, con el tema de la Reforma Tributaria. Se teme que salga un “Frankestein” con el gobierno sin legisladores que defiendan su postura.

De esos nuevos impuestos se espera que salga el dinero para seguir enfrentando a la difícil coyuntura.

Pero quizás habría que ser más realistas. Las cosas con la creciente se pondrán peor. Ya se tiene la alerta de los expertos. Por qué esperar. Hay que obrar en consecuencia.  Una de las maneras más perentorias de hacerlo sería declarando la emergencia nacional para que fluya la ayuda extranjera y se alivie en algo la carga para los entes oficiales. Se ha hecho, se hizo en otros países y en otras circunstancias y no  constituye un baldón para nadie pedir ayuda cuando la naturaleza le es claramente desfavorable.

Hay que dejarse de remilgos y hacerlo. “El horno no está para bollos”, como se suele decir cuando las circunstancias apremian. La gente “siente” la emergencia, se gana igual, pero el dinero compra menos cosas y el nivel de vida se va deteriorando. Se tienen que tomar decisiones perentorias en todos los ámbitos, pero estas tardan demasiado en llegar. Y el tema del auxilio eficiente a los inundados debe ser una causa nacional ¡ya!.

Commentarios

comentarios

Mira también

Voces de alarma

Pasó poco tiempo de iniciado el “estudio” del PGN 2020 en el Congreso para que …