viernes , abril 19 2019
Inicio / Editorial / Indolente INDERT

Indolente INDERT

Avanzaba la mañana informativa en la 9.70, en el programa “A Punto”,  los comentarios generales de los conductores, iban y venían, cuando de pronto,  a una cronista que tenían en la zona de la Costanera, que estaba promocionando la tradicional feria de productos hortigranjeros, se le ocurrió preguntar si seguían teniendo el apoyo de las autoridades del área. Entonces,…¡ohh, sorpresa!, los encargados de los puestos le informaron  que “hacia tiempo” que el Indert, dejó de apoyar la iniciativa.

La siguiente pregunta de la asombrada cronista y conductores del programa ídem, fue pero…¡¿y cómo lo hacen entonces ahora?! La respuesta sencilla fue…y nosotros nos pagamos todo.

Luego entraron en más detalles para la estupefacción general. Los mismos productores, pagan el transporte de sus mercaderías, se reunieron  en “mingas” para poder absorber el costo, compraron pequeños freezers para conservar los productos,  también las carpas, para los coloridos puestos, en fin…todo lo necesario. Dijeron que tuvieron que hacerlo porque de pronto en el Indert dejaron de responderles y a ellos les urgía volver a vender sus productos.

Todos ellos, a la una,  elogiaron el nivel de ventas y las pequeñas ganancias que obtienen trayendo sus productos a Asunción. “Vivimos de esto, hace mucho tiempo”, dijeron algunos. ”Mantenemos a nuestras familias”, etc, etc.

Era el colofón ideal que tenía que perseguir el Gobierno para finalizar con  éxito la cadena de ayuda a  los pequeños productores, aquellos de la tan mentada agricultura familiar campesina, a quienes se desea sacar de la pobreza.

Pero. Imprevistamente paró  todo, pese a las promesas iniciales del nuevo titular de la entidad, que a fines del año pasado les prometió que el apoyo se mantendría sin ningún tipo de problemas.

Promesa falsa. De las que hacen daño, porque mellan la credibilidad de la gente humilde  en los organismos del gobierno.

Increíble desidia, inutilidad y falta de sintonía con las necesidades del pueblo. Lo dijo uno de los periodistas de la 9.70 ¡qué les costaba seguir apoyando la iniciativa!…el trabajo de cuatro haraganes que estaban todo el día sin  hacer nada. Bien gráfica la crítica y certera por cierto.

Pero la cosa no termina ahí. Otro de los integrantes del panel de prensa, deslizó lo que podría ser la madre del borrego. Al Gobierno no le gusta la incitativa porque fue obra de la administración  de Horacio Cartes. Efectivamente, el exitoso ciclo “De la colonia a tu mesa”, que así se denominaba, empezó durante la gestión Cartes y no importa el suceso que logró y sigue  logrando, para el “Gobierno de la gente”,  tiene el pecado original de haber sido concebida por la administración anterior.

Infantilismo político hasta si se quiere. Perjudicial para el país, por cierto.

Y no es la primera vez. Y la contumacia persiste. Ayer nomás se anunciaba la exitosa colocación de bonos soberanos en el mercado internacional. No nos dirán que ello fue posible gracias a los cuatro meses de la gestión de Mario Abdo.  Eso fue –hablando clarito- un logro de HC que preparó el terreno pacientemente, mostró su transparencia y honestidad y consiguió lo impensable en otros tiempos.

El gobierno -en todos sus ámbitos- debe replantearse esta actitud inentendible, supuestamente revanchista. Infantil. A HC por supuesto no le perjudica en nada, pero pierde el pueblo, seguro…

Commentarios

comentarios

Mira también

Cementerio de políticos

En el 2020, el año que viene ya, concluye el mandato del malogrado (en el …