viernes , octubre 18 2019
Inicio / Editorial / Ivai la porte

Ivai la porte

La crisis política preocupa y con razón. Además amenaza con prolongarse en el tiempo. Lo del juicio político no está definido del todo. Según el criterio de la gente de HC y de su mismo líder, todo estará supeditado a las conclusiones de la Comisión Bicameral de Investigación que hará las pesquisas correspondientes y que se instala justo hoy, para determinar las responsabilidades en el asunto del acta entreguista y recién después definirán si apoyan o no el enjuiciamiento del presidente y el vice.

De modo que el tema da para largo aún. En tanto no haya una salida definitiva, los actores políticos estarán velando las armas para ver para dónde pegar y sacar la mejor tajada a la complicada situación.

La crisis política, lo decimos, es preocupante. Pero lo que pasará con la economía es más preocupante aun. Los daños serán irreparables a corto plazo. Recuperarse de un golpe así donde se tiene que barajar todo de nuevo, lleva su tiempo y trabajo y es un camino lleno de dificultades, que hay que estar bien plantado para superarlas. ¿Lo estará el Gobierno luego de este ramalazo?

Este “daño colateral” es dramático para un país pobre como el nuestro. Un pequeño porcentaje de la población bajará quizás un  poco su nivel de vida, pero la enorme mayoría de paraguayos que sobrevive con lo justo, se dará de bruces con  el feo rostro del hambre directamente.

Todo se está deprimiendo, el consumo, ergo las ventas, la producción de bienes y servicios, las importaciones, las exportaciones y el ingreso de divisas. ¿Cómo se recuperará todo esto? Llevará tiempo, los economistas opinan que haciendo bien los deberes, quizás dos años para volver a crecer aunque en un  mínimo porcentaje. Lo que queda de este año será recesivo y el año que viene súper complicado, imagínese el lector, que hay que preparar en poco tiempo más el PGN2020 y hay pedidos de millones de dólares más por parte de los entes y el Estado no tiene un peso, ni de dónde sacarlo, ante una recaudación cada vez más pobre. Callejón sin salida…

Y además de todo, los factores externos. Los precios ahora se derrumbaron en Argentina  y esto incentivará ferozmente el contrabando. Aunque tiene su lado bueno. Según ciertos vaticinios, muchos inversionistas emigrarán hacia nuestro país, como ocurrió en el pasado.

Si el gobierno sale del actual atolladero, se tiene que remangar con el tema económico. Pero inmediatamente y con planes especiales y de contingencia.

De otro modo, en corto tiempo más, la gente volverá a salir a las calles y entonces ya no habrá salida posible.

Commentarios

comentarios

Mira también

El nuevo ministro y los mandioqueros

El hombre se habrá despertado abruptamente de su ensueño ayer cuando aún no estaban despejadas …