Sábado , octubre 20 2018
Inicio / Editorial / Las llaves del reino, ¿para AJ?

Las llaves del reino, ¿para AJ?

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

La comunicación se ha convertido, en los últimos años, en una de las herramientas estratégicas más importantes del Estado. La frase “La comunicación es poder” puede ser remanida, pero absolutamente cierta. Así que la intención de aglutinar todo el poder comunicacional en una sola persona parece bastante peligroso, y mucho más si esa persona está íntimamente ligada a uno de los empresarios de medios más poderosos del país.

El proyecto de Ley que crea el Ministerio de Comunicaciones y Tecnologías de la Información tiene la real intención de crear una superestructura que manejará, no solamente la comunicación del Estado, sino que las telecomunicaciones en general, léase Copaco, Vox, las compañías telefónicas, los canales de TV y las radios. Es fácil pensar que la persona que encabece esta Secretaría de Estado englobará en sí mismo todo el poder que conceden la comunicación y la tecnología.

Pero resulta que esa persona no es Juan Pueblo. Es Alejandro Peralta Vierci, sobrino y hombre de confianza de Antonio J. Vierci. Desde que se supo que, honrando su amistad de toda la vida, Mario Abdo Benítez lo designaría ministro de la Secretaría de Información y Comunicación (Sicom), se advirtió que su cercanía con el poderoso empresario podría implicar que habría una injerencia e influencia del Grupo Vierci en la comunicación del Estado.

Hay casos en los que las lealtades sobreviven a pesar de los cambios y pretender que el futuro ministro de la Sicom actúe con absoluta objetividad y trate de igual manera a los medios de comunicación, a pesar de haber pertenecido a uno de ellos durante más de 2 décadas, es un poco ingenuo. Claro que al advertir esto, pensábamos que sería Peralta Vierci quien daría acceso a su tío y el grupo que le pertenece.

Pero luego de ver que hay un proyecto de Ley, impulsado por diputados que militan en el movimiento del presidente electo, y que tiene la intención de crear un superministerio para el futuro ministro de la Sicom, ya empezamos a pensar que desde el gobierno se vería con buenos ojos la injerencia del Grupo Vierci en la estrategia comunicacional y tecnológica del Estado.

Dicho de manera más directa, significaría que el gobierno que asumirá el próximo 15 de agosto pretende otorgar el control de las telecomunicaciones del Estado, algo así como las llaves del reino, a AJ, un empresario feroz, acostumbrado a torcer las cosas a su favor, con serias denuncias por contrabando en su contra.

De concretarse esta pretensión, se estaría atentando seriamente contra la libertad de prensa y hasta contra la libre competencia, porque el superministro tendrá en su poder el manejo de las licitaciones de las telefónicas y las radios. De hecho, esto apuntaría a la creación de un nuevo monopolio, que, desde el Estado, estaría manejado por Vierci.

Justamente el hecho de que el proyecto haya sido presentado con tanto sigilo nos da la pauta de lo peligroso que es, ya que, obviamente, sus proyectistas no quieren que haya publicidad en torno suyo. Este superministerio concretaría un feroz retroceso para una de nuestras mayores conquistas en estas 3 décadas, la libertad de prensa.

Commentarios

comentarios

Mira también

Dice una cosa y hace otra

Cada vez resulta más inentendible la actitud del presidente Mario Abdo Benítez con relación a …