Jueves , noviembre 23 2017
Inicio / Editorial / Lugo pone en aprietos a sus aliados del PLRA

Lugo pone en aprietos a sus aliados del PLRA

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

El senador nacional y expresidente Fernando Lugo, destituido del cargo por mal desempeño de sus funciones, ratificó ayer su adhesión y la del sector que lidera, el Frente Guasu, al tenebroso régimen dictatorial que encabeza Nicolás Maduro. Declaración pública mediante, se dirige al pueblo de dicho país para celebrar “la madurez de todos los sectores políticos que, a pesar de sus diferencias, han apostado por la paz y la democracia, participando libremente en los comicios generales”. Pareciera que el exobispo no lee los diarios o, lo que es más probable, se hace el tonto, pues al convalidar la farsa electoral que tuvo lugar el pasado domingo en la nación caribeña, desconoce que la oposición la consideró nula. Pero mucho más grave que eso, aprovecha la ocasión para darle un barniz democrático a un modelo político que carga sobre sus espaldas con más de un centenar de muertos y decenas de desaparecidos, que conculcó libertades fundamentales, clausuró medios de prensa, impidió la realización del referéndum revocatorio, impuso una constituyente completamente “trucha” y postergó por casi un año las elecciones regionales, cuyo pésimo simulacro ahora saluda con tanto beneplácito.

Cualquier demócrata no puede menos que condenar lo que a la vista del mundo entero es una dictadura pura y dura. Pero, evidentemente, ese no es el caso de Lugo y sus acólitos, ni de los simpatizantes del “socialismo del siglo XXI”, para quienes la democracia es una “exigencia” cuando están en la llanura y apenas un discurso sin sentido cuando se trata de justificar a quienes, por razones ideológicas -y tal vez algunas crematísticas-, cometen todo tipo de aberraciones, como es el caso del chavismo, que en su decadencia está arrastrando a los venezolanos a lo más profundo del infierno.

Estas muestras de apoyo al gobierno de Maduro resultan tan vergonzosas para muchos de sus adherentes y, al mismo tiempo, representa un costo tan elevado para los que no están en el ejercicio del poder, que hasta Cristina Fernández de Kirchner, por razones electorales, se vio en la obligación de afirmar que “en Venezuela hay presos políticos” y que “no hay Estado de Derecho”, como lo hizo días atrás en una entrevista concedida al portal Infobae. Sin embargo, cuando las profieren actores de escasa formación se tornan más indisimuladas, hasta si se quiere  grotescas, como es el caso del senador Lugo.

Su reciente declaración, que no fue a título personal sino como referente principal del Frente Guasu, le plantea un gran problema a sus aliados, especialmente al Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), que pretende cogobernar el Paraguay con un vicepresidente propuesto por dicha fuerza política, Leo Rubín, quien está haciendo campaña de la mano del exobispo.

¿Qué dirá la cúpula liberal al respecto? ¿Sentará alguna postura u optará por guardar silencio, lo que en términos políticos la haría cómplice del respaldo de sus aliados a una dictadura? Por lo pronto, los directores del PLRA no abren la boca, salvo José “Paková” Ledesma, vicepresidente de dicha organización, quien haciendo galas de su profunda ignorancia o de una mal interpretada “viveza criolla”, respondió a la consulta de ADN con un tajante “a mi no me interesa lo que ocurre en Venezuela; lo único que me moviliza es lo que sucede en nuestro país”…

La declaración de Lugo representan un duro golpe al discurso del oficialismo liberal, que ya se había quedado prácticamente “sin letra” después de cerrado el capítulo sobre la enmienda y que ahora, ante la irrefutable prueba de los hechos, no puede ni mencionar la palabra democracia, siendo que su principal aliado revindica un régimen tenebroso, condenado por todos los partidos del planeta que defienden los Derechos Humanos y la libertad.

Commentarios

comentarios

Mira también

¡Ni pizca de patriotismo!

¡No votarlos!… pidió el Presidente refiriéndose a los Añeteté en un reciente acto en Itapúa. …