Sábado , septiembre 23 2017
Inicio / Editorial / “Mamotreto” que beneficia a 12 mil paraguayos

“Mamotreto” que beneficia a 12 mil paraguayos

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Desde hace varios días, el diario ABC Color está metido en una intensa campaña en contra de la Avenida Ñu Guasu, con argumentos tales como que está mal diseñada y que aísla a un barrio ubicado en sus cercanías.

Es cierto que el mismo ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Ramón Jiménez Gaona, había dicho que el diseño de la avenida era un “mamotreto” porque se habían descuidado largos tramos de la misma. Este diseño fue hecho en la época en que ocupaba la Secretaría de Estado el liberal Efraín Alegre y fue puesto en marcha por su sucesor y correligionario, el imputado Salyn Buzarquis; y cuando quedó en manos de esta administración, ese montón de papeles no era más que un verdadero “mamotreto”.

Pero eso es historia pasada. El proyecto fue modificado y sus deficiencias corregidas con eficacia y hoy, con la obra ya terminada e inaugurada, es una avenida que beneficia a unas 12 mil personas que diariamente entran y salen de Asunción porque allí tienen sus puestos de trabajo o estudios. ¡Vaya mamotreto!

Hace tiempo se ha dicho que en realidad Ñu Guasu no es una avenida sino una supercarretera y, tal como funcionan las mismas en los demás países, siempre se prioriza el interés de la mayoría sobre el de la minoría. Esto, con relación a las denuncias del matutino de “Don Acero”, de que un barrio quedará aislado a causa de esta construcción. Además, este aislamiento no es absoluto y bastará con que los habitantes del lugar accedan a la avenida por otros tramos. Es lo que ocurre en los demás países con lo que se conocen como las highways; basta mirar en Argentina cómo funcionan las grandes rutas.

Pero a ABC Color no les interesan ni el país ni su gente. Lo único que sirve es lo que puede beneficiar los bolsillos del patrón y su familia. Basta mirar cómo ha recrudecido el ataque al gobierno desde que al yerno del interminable director, Micky Zaldívar (marido de Natalia, la actual directora del diario), no le salió un negocio que intentó hacer con la ANDE.

Esto es lo que motivó el enojo de la familia y el diario, que (salvo en la repartición de las ganancias) funcionan casi de igual manera. Ninguna obra en la que uno de ellos consiga una tajada es digna de apoyo, sin importar que beneficie a un alto número de paraguayos.

El apoyo irrestricto a los negocios de su nonagenario propietario es la primera ley de ABC Color.

Todo ello disfrazado siempre como la defensa de los intereses del pueblo. La supuesta sacrosanta misión de ABC de “controlar las labores del Gobierno”. Si ello fuese cierto, en realidad será una maravilla.  Pero así, todo embarrado por los intereses del director y también su familia, ahora, y asimismo por qué no decirlo, por la grave corrupción, denunciada múltiples veces,  de muchos de sus escribas, el asunto pasa de claro a obscuro.

Y para guinda de la torta, Zuccolillo cree en lo que escribe, aunque sabe que todo está sesgado hacia sus negocios…y cree que se puede gobernar el país con un diario, como comentó recientemente un avezado político.

Lo cierto y lo concreto es que los despropósitos de este medio, le hacen mucho daño a todo lo bueno que se pretende construir desde el gobierno. ¿Hasta cuándo?

Commentarios

comentarios

Mira también

El “hombre cohete” y Donald Trump

El presidente de los Estados Unidos debutó ayer ante la 72 Asamblea General de la …