Jueves , noviembre 15 2018
Inicio / Editorial / No les interesa lo mediático

No les interesa lo mediático

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Si hay algo que caracteriza a las ONG’s, sea cual fuere su foco de atención, es la necesidad de promoción mediática para alcanzar sus objetivos, puesto que, generalmente, sobreviven en base a donaciones y aportes ya sea de connacionales o extranjeros.

Por lo tanto, es a través de los medios como logran llegar a la mayor cantidad de personas posibles. Aún las más empeñadas en hacer trabajo de campo, periódicamente hacen sentir su voz en alguna circunstancia, conscientes de que de esa manera es como mejor obtendrán aportes que les permitirá seguir trabajando.

En los últimos años se han reproducido como hongos los colectivos de mujeres, ya sea contra la violencia, a favor de indígenas, de campesinas, por la igualdad de oportunidades en la política, en lo laboral, y varias otras propuestas. De esta cantidad de ONG’s son muy pocas las que han logrado consolidarse en la sociedad y ser consideradas como referentes cuando ocurre algo que afecta a su campo. Y lo han conseguido un poco por el trabajo de campo, pero mucho más por el espacio que consiguen periódicamente en los medios de comunicación.

Pero había sido que no a todas les interesa el posicionamiento mediático. En el caso de la denuncia de violación contra el candidato a vicepresidente de la República por la oposición, Leo Rubín, llamó la atención el silencio sospechoso que mantienen las organizaciones de mujeres, siempre dispuestas a reaccionar con premura y entusiasmo cuando se denuncia a una fémina como víctima de violencia.

Consultada sobre el tema, Fátima Aguilar, activista del Colectivo Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (CONAMURI), reconoció que las ONG’s no se han pronunciado sobre este tema, y como forma de justificación dijo que la organización a la que ella pertenece, “trabaja en otros ámbitos” que tienen que ver con la contención y el acompañamiento, y no el posicionamiento mediático.

Lo que Aguilar dijo, en realidad, es que su ONG no necesita del apoyo de los medios de comunicación para lograr sus objetivos. Y, por lo visto, ante el silencio general, tampoco los otros colectivos de mujeres tienen interés en el “posicionamiento mediático”, como si esto se tratara de una carrera de obstáculos, en la que gana el que mayor espacio logre en los medios.

No es cierto lo que dice esta señora, puesto que no tenemos ninguna información de que la CONAMURI haya designado a representantes suyos para hacer el acompañamiento y la contención a Amalia Flores, la indígena que denunció a Rubín como su violador y el padre de su hija.

Tampoco es cierto que haya alguna organización feminista que evite una denuncia de violación y no levante su indignada voz en contra del “macho violento”, siempre y cuando éste no sea hijo de Humberto Rubín y candidato a vicepresidente de la República, por lo visto.

Para colmo, la opinión que buscan los medios en estos grupos feministas tiene que ver con la violencia contra una mujer. Ni siquiera pretendemos que opinen sobre el escándalo de trata de blancas que pareciera existir en el fútbol. No, se trata de una mujer y su niña, los objetivos fundamentales por los que justifican su trabajo y reciben dinero, casi siempre del exterior.

No parece ser falta de interés en un posicionamiento político lo que afecta de repente a las ONG feministas. Más bien parecería falta de huevos… o de ovarios, en este caso.

Commentarios

comentarios

Mira también

Consejos, antes que diatribas

Primero asombro. Luego preocupación, ¿qué estaba pasando? Nadie se lo explicaba. La inquina del presidente …