Lunes , septiembre 24 2018
Inicio / Editorial / ¿Qué propone Marito? ¿Alguien sabe?

¿Qué propone Marito? ¿Alguien sabe?

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

A 8 días de una de las internas más importantes de este proceso democrático, mientras conocemos a las claras el plan de gobierno de uno de los precandidatos, con propuestas concretas y abarcando aspectos fundamentales como salud, educación, trabajo y seguridad, seguimos en la nebulosa en cuanto a lo que pretende realizar el otro, el de la disidencia, que hasta ahora no ha podido o querido contarnos qué piensa hacer si llega al gobierno de la República.

Hace más de un año que Marito se lanzó como precandidato colorado a la Presidencia de la República, y, en lugar de hacernos conocer sus propuestas de gobierno, lo que hizo en todo este tiempo fue basar su campaña en el ataque permanente a Horacio Cartes y su entorno, en la idea de que esa sigue siendo la mejor forma de ganar al contrincante.

Lo que ocurre es que Abdo Benítez es un político de barricada, igual que varios de sus amigos de la oposición, y en la barricada lo único que importa es el ataque, ya que no se necesita hacer propuestas de ninguna laya. De hecho, esta estrategia –o falta de ella- ha dado muy buenos resultados en el pasado, cuando el electorado votaba al color, a la conveniencia, más inspirado por el odio y la ambición que por el interés de salir del atraso y el oscurantismo.

Hasta hace poco, los electores paraguayos votaban “en contra de…” más que “a favor de…”. Pero las cosas cambiaron y, mientras un sector de la dirigencia política sigue sumida en la confusión y la rabia, la ciudadanía dio pasos gigantes hacia la conciencia de su propia valía y aprendió a exigir una vida digna a quienes tienen la obligación de brindársela.

Por eso es que este proceso electoral fue tan diferente a los anteriores. A lo mejor si los 2 precandidatos adoptaban el mismo sistema de campaña y continuaban con la tradición de los agravios y descréditos, la cosa no habría cambiado mayormente. Pero la decisión de Honor Colorado y del mismo Santiago Peña, de hacer una campaña diferente, basada en propuestas y en llamados a la unidad partidaria, dio una vuelta de hoja al sistema y la reacción del electorado colorado estuvo a la altura de las circunstancias.

Ese es el gran problema de Marito, quien, lastimosamente, se encontró con que su contendiente imponía un modo diferente de hacer campaña y él no supo cómo adaptarse a ello; por lo tanto, siguió con lo único que sabe hacer, atacar. Por eso, después de 2 malas experiencias, tomó la decisión de huir de los debates con Santi, porque no solamente no tiene propuestas de gobierno, sino que –si las tuviera- sería incapaz de transmitirlas con solvencia y credibilidad. Porque Marito no tiene la menor idea de cómo gobernar un país. Eso se lo encargaría a algún equipo de técnicos, en el casi imposible caso de que ganara las elecciones.

¿Alguien sabe qué propone Marito? Nadie. Sencillamente porque no propone nada, no sabe nada y no tiene la menor idea de lo que haría si llegara al poder. Menos mal que hasta él sabe que eso no ocurrirá jamás.

Commentarios

comentarios

Mira también

Por mal camino

Lo que se logró durante el gobierno del presidente Horacio Cartes no fue casualidad. Antes …