Jueves , septiembre 20 2018
Inicio / Editorial / “Tito” y “Calé”

“Tito” y “Calé”

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

HC asumió la presidencia de la República, hace cuatro años, con un país en crisis, semi paralizado en todos los órdenes, con ratas que abandonaban el barco a cada hora. Nos referimos al malhadado gobierno de Federico Franco, quizás uno de los peores de la historia reciente del Paraguay.

Menos mal que no estuvo un periodo de gobierno completo, porque habría arrastrado al país a la ruina más irreversible.

En  esas condiciones, el  Presidente tomó las riendas del Gobierno. Hubo que hacer prácticamente todo de nuevo. Todo estaba mal, todo estaba  inficionado por la más alta corrupción que se recuerde en los anales de la administración pública.  El Presidente esperó hasta que ordenó “abandonar los power points” y salir a la calle a solucionar los problemas.

Puso manos a la obra todo el mundo, y las cosas salieron mejor de lo que se esperaba. La importancia de un buen liderazgo quedó a la vista. El país respira aliviado ahora, con progresos en todos los órdenes,  avances innegables pese a la contumacia de ABC y sus perritos falderos, con números que son irrebatibles, con resultados que hasta ahora están asombrando al mundo, hay que decirlo con  todas las letras. Los grandes organismos internacionales como el FMI, BID, Banco Mundial, CEPAL, etc, todos en su momento tuvieron expresiones de admiración hacia lo que logró el Gobierno actual, “en un contexto regional negativo”. Lamentablemente en nuestra sociedad,  somos tan influenciables por la mala prensa y la débil defensa del Gobierno por parte de sus organismos de comunicación social, que incluso hubo gente manipulada que salió a la calle a defender lo indefendible, ahíta de información distorsionada, en sucesos que concluyeron en bochornos internacionales, como la quema del Congreso.

Pero, en fin.

Por la misma posición que ocupa, el Jefe de Estado es un  agudo observador de la realidad nacional. Se pasa “calafateando el barco”, como decía cierto personaje.  En esa tarea, el mandatario anda preguntándose últimamente…pero… ¿qué hicieron estos políticos que tanto se quejan ahora, a lo largo de los años que hace que están en el Parlamento, en los partidos políticos, etc?

Como contestaría Juan Pueblo…un c…

El Presidente no los facilitó, pero esos caraduras tienen nombres y apellidos. Vamos a citar solamente a dos, que son los buques insignia en materia de chupar las tetas del Estado y no aportar absolutamente nada bueno (al contrario) al país: Juan Carlos “Calé” Galaverna y Miguel Abdón “Tito” Saguier.

Ambos llegaron jóvenes al Congreso. Hoy son dos ancianos y siguen allí. Aunque usted no lo crea, como diría Ripley, hace ¡¡¡28 años!!! que son senadores (Calé empezó como diputado) y todo indica que van a seguir…

Pero no hablemos de lo que hicieron en el pasado estos personajes, (sus antecedentes no pueden ser más obscuros) sino de lo que están haciendo ahora, para tener una idea de su catadura moral.

“Calé” hace un permanente trabajo de zapa de todas las obras buenas del Gobierno, agavillado con los “piré va-í” “Añeteté”. Es uno de los cerebros de la conspiración permanente desde el Senado contra los afanes de progreso de los paraguayos. El otro, “Tito”, ahora anda en un tema sumamente importante, para él, por supuesto. Quiere impedir que Cartes jure como senador, aduciendo que la Constitución le asigna el papel de “senador vitalicio” y que de eso no puede apearse, aunque haya un antecedente favorable desde la Corte Suprema de Justicia. Y va a articular todo el circo para que HC no jure, en tanto se postergarán temas realmente importantes para la marcha institucional de la República.

Así son  ellos. Así de peligrosos. Así de inescrupulosos. Representan el país que no termina de irse.  De los sinvergüenzas, de los vividores a costa del Estado, en síntesis de los enemigos del pueblo.

HC tiene razón: ¿Qué hicieron en estos 28 años?… cobraron  regularmente sus dietas…

Commentarios

comentarios

Mira también

El peor camino

La verdad es que Mario Abdo se metió en un berenjenal al traicionar la alianza …