Lunes , julio 24 2017
Inicio / Editorial / Y luego ponen la escarapela

Y luego ponen la escarapela

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Y hasta tiene la caradurez de plantar una escarapela tricolor al borde de su logotipo. Como si fuera un gran patriota y el diario que dirige ídem.  La escarapela en realidad, le tiene sin cuidado,  lo decimos en el sentido de que es un símbolo de patriotismo, de amor a la patria,  al pueblo, a las familias, al  futuro, por la prosperidad de los compatriotas, etc.

No. Todo eso, “Don Acero” y su diario se la pasan por…nos reservamos la grosería.

Habrase visto tamaño cinismo, rendir homenaje a la Patria en su día. Hacer una cosa para quedar bien con la gente, pero por otro lado, sabotear algo que es del más alto interés nacional, porque supone el fin  de varias décadas de sometimiento a la Argentina, donde este país hizo cualquier cosa con nuestros intereses. Derechos genuinos que le correspondían al pueblo paraguayo.

Estamos hablando del preacuerdo de Yacyretá, donde en mala hora, “Acero” perdió su “bandera” de la enmienda y tenía desesperadamente la necesidad de tomar otra, para seguir vendiendo su sucio diario, entre otras cosas, y justo allí apareció en el horizonte otro gran tema, el de la reconversión de la EBY.

Antes de conocer lo que se firmaría como “preacuerdo”, ya empezó el tiroteo.  Por supuesto, una vez develado el “misterio”, ya no podían dar marcha atrás,  y siguieron de largo con una aviesa campaña que pretende tapar la luz del sol con las manos: todo el mundo no digamos aplaudió, pero estuvo de acuerdo con el acontecimiento. A tal punto que en  la Argentina, los conservadores miraron el asunto medio de costado, por lo que se había “cedido” al Paraguay. Los técnicos más calificados, los empresarios más representativos, todos en general, miraron con buenos ojos lo que se había hecho,  aunque por supuesto se tienen cosas que mejorar seguramente.

Pero nadie, absolutamente nadie, salvo ABC, se atrevió a plantearlo como un  caso de “traición a la Patria”.

Atrevimiento único y exclusivo de las huestes del nonagenario director del diario atolondrado.

Y los liberales que tuvieron el desatino de sacar del sarcófago a Efraín, no podían fallar.  No tienen alma, no tienen  pueblo, no tienen nada, pero tienen al diario ABC, como su refugio y guía.  La ola de violencia que desataron con el tema del no a la enmienda, les salió bien y entonces están prendidísimos a ese carro.

Ahora el directorio de la entidad decidió orondamente que “se opone al acta de Yacyretá” y que “denunciará penalmente a los senadores que voten a favor”.

Como si fuera la venta de un kilo de coquitos, algo sin ninguna importancia. Para tirotearlo porque sí. Tratando de sobrevivir en estos duros tiempos políticos.  Otra partida de sinvergüenzas. Son capaces de vender a su madre con tal de seguir vivos y prenderse a algún carro. Que les importa el país. ¿Acaso hicieron estudios, se hicieron asesorar razonablemente, para entender a fondo una cuestión tan ríspida como la de Yacyretá? Nada de las nadas. El asunto es meterle palos a la rueda, aunque ello deje sin riquezas ni posibilidades de desarrollo al país.

Y luego se llenan la boca de patriotismo. Bandidos, eso es lo que son. Juegan con el futuro de sus propios hijos.

Y luego ponen la escarapela…

Commentarios

comentarios

Mira también

¡Así no, señores!

¿Qué es lo que pretenden? ¿Doblegar al gobierno por medio de la política del caos …