Inicio / Editorial / Actitud inexplicable

Actitud inexplicable

Nadie escapa al rechazo visceral que le produce la agresión de un niño, por lo menos nadie normal. Por eso es que resulta desde todo punto de vista inexplicable la actitud de la directora y demás responsables del colegio en el que fue víctima de violación un niño de 6 años, algo que debería resultar espeluznante solo al pensarlo.

Es casi un hecho que son muchos los casos de agresiones a menores que no salen a la luz pública. Si el de este niño adquirió estado público y generó una impresionante reacción de indignación en la ciudadanía fue por la actitud valiente de la madre, que lo gritó a los 4 vientos y denunció la alevosa indiferencia de la que fue objeto su denuncia por parte de la directora del colegio.

Por supuesto, también debe interrogarnos el hecho de que los violadores sean también unos niños de 15 años, pero eso es algo que queda a cargo de los investigadores, quienes tendrán que descubrir los motivos que llevaron a estos chicos a actuar de manera tan deleznable.

Pero el encubrimiento del colegio sigue siendo lo inaceptable, lo cruel, lo abrumador. ¿Cómo es posible que personas que se prepararon durante años para una carrera en la que se requiere una gran empatía hacia los niños y jóvenes puedan actuar con tanto desprecio ante una tragedia como esta?

Algunos dicen que los padres de los agresores tienen el suficiente poder como para haber presionado y conseguido el encubrimiento de lo ocurrido. Aun así no parece tener mucho sentido. De todos modos, una cosa resulta clara, la Fiscalía no parece estar dispuesta a dejar pasar el caso sin llegar al fondo de la verdad y castigar a todos los involucrados. Por decisión propia o por la presión ciudadana, los agentes están enviando señales claras de que esto no irá al opá reí. Y dentro de todo el dolor y la impotencia, eso da un leve alivio.

Commentarios

comentarios

Mira también

Vigilar el precio del petróleo

El conflicto del precio del combustible no será de fácil solución para el gobierno, ya …