Inicio / Editorial / Pudo ser menos grave

Pudo ser menos grave

Mientras los números de casos positivos y fallecidos por Covid siguen en abierto y descarado aumento, nosotros nos consolamos pensando que así nomás luego es esta variante Ómicron en todo el mundo, ya que, dicen los entendidos, es el virus con más alto grado de contagiosidad que se conoce hasta ahora.

Pero, ¿y si nos ponemos a pensar cómo hubiera sido la situación si es que para fines del año pasado se lograba la inmunización del 80% de la población, que es lo que pretendía Salud Pública? Posiblemente los números hubieran sido mucho menores, ya que está más que comprobado que en este momento la mayoría de los que están internados, en UTI o terminan muertos, son los no vacunados.

La verdad es que hasta ahora ni siquiera alcanzamos el 50% con el esquema completo, por lo tanto, por lo menos la mitad del país está aun absolutamente desprotegido ante la inclemencia del virus. Y mucho de esto se debe a la campaña tenaz e irracional de los antivacunas, que siguen insistiendo con que su libertad es más importante que la vida de los demás, y atentan abiertamente contra la salud de la comunidad.

A esto se suma la terrible tibieza del Ministerio de Salud, cuyas autoridades pretenden combatir la irracionalidad de aquellos poniendo paños tibios a la barbarie, sin animarse a hacerlos enojar o a enfrentar al poder económico, estableciendo medidas drásticas que frenen la expansión de la enfermedad, como el pase sanitario, algo que está más que probado que funciona en todos los países en donde autoridades más valientes se animaron a implementarlo.

Es cierto, Ómicron es el virus más transmisible, pero mucho de ese efecto tiene la complicidad de la barbarie de los antivacunas y la cobardía de las autoridades sanitarias. Y, como siempre, la víctima siempre es la ciudadanía, desprotegida ante unos y otros.

Commentarios

comentarios

Mira también

¿Y ahora qué?

La izquierda ya tiene a su candidato a presidente de la República. Ayer, los delegados …